4 de enero de 2007

No puede compararse la desmedida reacción contra Zapatero con la protesta contra el Aznar de Irak y el 11-M

Recorre estos días la red un enorme tentáculo que te azota automáticamente cuando escribes o publicas determinadas ideas. Es una especie de censura popular, predecible pero dañina. Nos ha golpeado a muchos a los que nos ha parecido mal la reacción que la oposición y muchos ciudadanos afines a ésta han esgrimido contra el Gobierno en los últimos días. Y nos ha dolido sobre todo por una razón: el polvo levantado por las quejas contra Zapatero ha permitido que los etarras parecieran hasta inocentes y quedaran impolutos.
A esta queja, a la demanda de permanecer unidos y a la crítica de que mucha gente, dejando correr su emotividad, haya llegado a calificar al presidente de “asesino”, se nos responde pidiendo explicaciones sobre el 13 de marzo de 2004. Aquel día, muchos ciudadanos tomaron las calles de Madrid y acabaron tildando también de asesino al entonces presidente del Gobierno. ¿Se trata de la misma situación? ¿Son éstas intercambiables? En absoluto.
El 13-M, inevitable
No justificaré los insultos a Aznar. En aquellas manifestaciones, fácilmente explicables, se cometieron algunos excesos: aquel hecho suponía, en cierto modo, hacer el juego y reservar para el futuro altercados como los vividos los últimos días. Cuando la emotividad vence a la razón, dejamos de ser sujetos activos, y pasamos a ser carne de manipulación. Pero hay que estudiar profundamente aquella situación para sacar conclusiones comparativas: la reacción del 13-M se produjo tras una serie de acontecimientos encadenados que acabaron provocando una reacción popular contra el Gobierno prácticamente inevitable. Irak
Aznar se burla
Se ha venido a vilipendiar a la izquierda por la campaña del “No a la Guerra”, quizá, para tapar la disparatada decisión de apoyar a Bush en Irak. Aznar, cegado por el brillo de la Casa Blanca, olvidó que existía oposición y se rió del pueblo. De que hubiera medios o partidos interesados en agitar a la masa y ponerla contra el PP no cabe duda alguna: es el juego democrático, y así lo están haciendo los de Génova estos días. Irak quedó grabado en la retina de los españoles, preparados psicológicamente para el siguiente capítulo. 11-M: el Gobierno mintió El 11-M y el día que a éste siguió presenciaron el intento de un Gobierno de mantener el poder a toda costa. Los ciudadanos, cuando se hubo sabido de la verdadera autoría del atentado, montaron en cólera: “el Gobierno nos ha metido en una guerra por la que han muerto 200 inocentes de los nuestros y, además ¡nos está intentando engañar!” La reacción era inevitable.
Quizá los gritos fueron, en muchos casos, desafortunados. No cabe duda de que hubo intereses políticos –con unas elecciones al día siguiente y unos burócratas que no son perfectos, ya me van ustedes a contar-. Pero la situación es radicalmente diferente a la sucedida estos últimos días. Oposición destructiva Zapatero preside un Gobierno legítimo, pero no reconocido enteramente por la oposición, la cual lleva realizando desde 2004 el ejercicio más cegado y cerril que se ha podido vivir en la historia de la democracia. Para ello ha politizado a algunas víctimas del terrorismo, ha reincidido en la demagogia y ha conocido el populismo; se ha vendido a periódicos en plena deriva amarillista y ha olvidado lo que en realidad convenía a la nación: una oposición verdaderamente constructiva para que, en contraste con el Gobierno, produjera beneficios para los ciudadanos.
Proceso de paz, no de guerra
La airada respuesta de muchos tras el atentado de Barajas no se explica como una protesta contra un Gobierno traidor. El PSOE ha actuado cumpliendo las resoluciones parlamentarias y, además –y como todos los Gobiernos anteriores lo han hecho en la lucha contra el terrorismo- de buena fe. Zapatero no apoyó una invasión a un país, aun a riesgo de matar a mucha gente, como sucedió en Irak con el PP de Aznar. El presidente estaba intentando dialogar y buscar la paz definitiva para este país. Equiparar el trágico atentado de Barajas al atentado de los islamistas del 11-M es una absoluta aberración, que, sin embargo, y bien construida, puede rendir enormes beneficios electorales.
Intensa manipulación
La “rebelión cívica” no puede sino explicarse como el resultado de una constante manipulación por parte de la oposición y de sus tentáculos mediáticos, la falseada construcción de una realidad que no existe, moldeada para derrocar a un Gobierno que ganó las elecciones en las urnas. De ahí el hecho de que a la AVT se le haya pasado por alto más de una vez el motivo de su creación: luchar por una mejor vida de sus afiliados y, de modo indirecto, contra el terrorismo. Pero apenas se ha escuchado gritos de condena contra sus peores enemigos en los últimos días…
“Y tú más”
Pero, aun sin tener en cuenta esto, recordar el 13-M es volver al infantil “y tú más” que tan poco nos ayuda como ciudadanos. El espíritu crítico nos dice que tenemos que aceptar los errores propios y seguir adelante, dejar la confrontación y pasar, de una vez por todas, a colaborar los unos con los otros, gane quien gane. Las relaciones Gobierno-oposición –con su correlato en el comportamiento de los ciudadanos- han entrado en un círculo vicioso que alguno de los dos partidos tendrá que romper en algún momento. Y será por el bien de todos.
Andrés Villena

4 comentarios:

jac dijo...

Una persona joven como tu debe quitarse la lacra de los dinosaurios de tu partido, estais basando el gobierno y antes la oposicion en los tipicos temas la la izquierda rancia: ir en contra de iglesia no respetar a la derecha y el enemigo mundial USA.
Justificas y seguis justificando los ataques violentos al PP, no se puede hacer os pongais como os pongais, en el atentado del 11 M, se queria respuestas en 3 dias, el mayor atentando de España y de Europa resuelto en 3 dias, como es posible. Si aun se estan teniendo a implicados 3 años despues.
Las manifestaciones, di la verdad, la encabazaba el PSOE dara derribar a un gobierno que tambien era legitimo, o acaso no lo era.
Ahora que se hace un ataque mas pequeño en intensidad, y menos apoyado mediticamente que el que se le hizo al gobierno de AZNAR, so revelamos porque nos duele, ¿verdad?
En mi opinion no debemos justificar ninguno ataque venga de donde venga asi ganaremos todo, para eso estan las elecciones no, o no creemos en las elecciones para cambiar un gobierno, asi paso en marzo de 2004, se castigo a un gobierno y se nombro otro, asi debe funcionar le pese a quien le pese.
lo que no se puede consentir ni por la izquierda ni por la derecha ni por arriba ni por abajo, lo que sucedio en la jornada de reflexion el dia de las ultimas elecciones generales, recuerdas cuando tuvo que votar AZNAR el recibimiento que tuvo en la urna correspondiente, ESO NO ES DEMOCRACIA Y ESE COMPORTAMIENTO ES INJUSTIFICABLE Y DESPRECIABLE.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Respeto tus opiniones (aunque no las comparto) y pido el mismo respeto hacia las mias.

Hablas de "izquierda rancia", es tú punto de vista.

Hablas de muchas cosas, a las que ni me voy a molestar en contestar. ¿para qué? Tú tienes tú opinón y yo tengo la mia.

Pero sí te voy a hacer una pregunta ¿crees que el PP hace oposición? ¿estás de acuerdo con "esa" estrategia?

Sigo recondando que quien ha puesto la bomba es ETA, quiero seguir recordando cual fue la posicin del PSOE ante los atentados de ETA y quiero seguir recordando cual fue la postura del PSOE ante la anterior tregua bajo gobierno de Aznar.

¿Es la misma que ahora tiene el PP? ¿La apoyas?

Dejad de mezclar, ETA con el 11-M, os salió mal. Os volverá a pasar lo mismo. No lo dudes.

Ah! identificate hombre! que ya no pasa nada!

jac dijo...

Carlos: me gusta la gente inteligente y tu que de verdad lo eres, enhorabuena, ( te lo digo en serio) y enhorabuena por tu blog lleba un trabajo extraordinario, si la haces tu solo, ole y ole, si te ayudan menos ole, pero me gusta que este tan actualizada y sea tan extensa, no es retorica, me has servido como modelo para crear un blog personal.
No mezclo 11 M con ETA, no es mi interes, yo hablo de respeto entre opciones politicas diferentes, entre gente con ideales diferentes que deben mirar por el bien comun, y no veo eso en la mayoria de los politicos ( sere un idealista )
LOS QUE PONEN LAS BOMBAS son los terrorista, y los unicos culpables, sean integrista arabes o sean etarras. El PSOE dijo que la culpa del atentando del 11 m la tuvo AZNAR y la guerra, esto es falso, y lo sabeis.
En cuanto a la oposicion del PP, creo que no lo hace mal del todo, cuando ZP llama a Rajoy, el lider de la oposicion esta dispuesto a las reuniones sin ningun problema, aunque lo critiquen los medios afines al partido, que lo hacen y fuertemente, va la las reuniones diciendo por antemano su opinion, creo que es legitimo, y ofrece su apoyo si coincide con la opinion de su partido.
Te digo de verdad y creetelo que no soy ni afiliado, ni cargo ni nada de ningun partido, no va conmigo, tengo amigos en todos lados y familia con todas las tendencias, por eso lo que comentas que nos saldra mal, le saldra mal al PP o a quien sea a mi desde luego que no; votare a nivel nacional lo que crea mejor para ESPAÑA, EN LA COMUNIDAD AUTONOMA LOS MISMO Y EN MI PUEBLO IGUAL.
En cuanto a lo de indentificarme, no se que sentido tiene, nadie me conoce en la red, y trabajo de cara al publico en mi pueblo. No me avergüenzo de lo que opinio, pero en un pueblo de 15000 habitantes como CEHEGIN, aun te señalan con el dedo unos porque creen que eres de los otros y viceversa. ( sera las secuelas de haber tenido presos de guerra en la familia por ser " rojos " ya sabes a lo que me refiero )

ttp://lacuestadelpartidor.blogspot.com

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Gracias por tus alabanzas, serán sinceras y sí, el bog lo hago solo.

No es necesaria más ayuda.

Ánimo con el blog que me comentas estás preparando, aunque, tengamos posturas políticas divergentes.

esas circunstancias que alegas para no darte a conocer, me las podría aplicar yo mismo y como ves, no pasa nada.

Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...