17 de diciembre de 2006

Rajoy un títere de Pedro J.

Según informaba el diario El País, el auto del juez Juan del Olmo en el que impone fuertes fianzas para los policías acusados de pertenecer a una mafia policial y a los agentes encarcelados por revelación de secretos incluye la transcripción de una conversación no conocida hasta ahora, pero no por ello menos sorprendente y reveladora. En ella el redactor del diario El Mundo Fernando Lázaro y el policía Celestino Rivera calculan el efecto de la información publicada el día 30 por dicho diario, donde sin ninguna prueba se intentaba vincular a esta mafiosa trama policial, una vez más, con el 11-M. Ambos conversan sobre cómo Pedro J. Ramírez había hecho hablar al líder del PP, Mariano Rajoy, sobre el asunto, y sobre cómo había conseguido vincular este hecho con el chivatazo sobre la operación de la trama de extorsión de ETA, aunque nada tuviera que ver.
El diario El País publicaba hoy un extracto de la conversación entre el periodista de El Mundo, Fernando Lázaro y uno de los policías encarcelados por pertenencia a una mafia policial. La conversación revela el ambiente que se respira entre los periodistas destinados a "investigar" la "verdad" sobre el 11-M, así como las intenciones políticas de este diario. En un lenguaje callejero y, como si de la planificación de una propia conspiración o golpe se tratara, el periodista narraba al policía corrupto el efecto político que estas noticias estaban provocando, al afirmar que Pedro J. Ramírez, en el programa de la COPE, La Mañana, "ha estado ahí dando caña y le ha preguntado al Rajoy; le ha obligado a entrar a Rajoy en el tema...". Estas afirmaciones muestran la facilidad con la que el líder del PP había sido seducido por el director del rotativo y había dado por buenas sus revelaciones.
En la conversación no faltan alabanzas a quien dirige la investigación desde hace ya muchos meses. En referencias a Pedro J. Ramírez, el policía corrupto afirmaba que "tu jefe es el mejor". Fernando Lázaro, prueba de fidelidad a la línea editorial y disciplina de la empresa, iba más lejos: "no, mi jefe es el más grande, tío. Es que el hijo de puta es más listo que la hostia". Unos términos y alabanzas que parecen más propios de otras profesiones que la destinada a investigar e informar con la mayor objetividad posible.
Hasta su propio periodista, Fernando Lázaro, se sorprendía, admirado, de cómo su jefe podría haber relacionado el caso de estas detenciones con el supuesto "chivatazo" a ETA. "Cómo ha vinculado esto (en referencia a la trama policial) con el chivatazo (...) qué listo es, cómo la ha liado".

1 comentario:

Una Bohemia dijo...

El Mundo, cómo no, cada día más sensacionalista y menos serio. A este paso acabará haciendo titulares como los del diario Qué.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...