15 de octubre de 2006

Murcianas negras

Leo los artículos de EL PAÍS digital sobre la recalificación, subasta, venta y destrucción de los pinares en los que habitan las cigüeñas negras. Y leo cosas como: "La semana pasada, el Tribunal Superior de Castilla y León vetó la obra, pero el constructor comenzó a talar" y esta: "La ponencia técnica de urbanismo informó desfavorablemente a la petición del ayuntamiento de recalificar el monte "dado el elevado valor paisajístico y forestal del terreno" y también: " "La Consejería de Medio Ambiente (Partido Popular) aprobó la declaración de impacto ambiental en 2004 pese a que 11 de las 200 hectáreas son área crítica de la cigüeña negra. La zona a urbanizar es también refugio del águila imperial."
Lo leo y no lo creo: ¿Cómo es posible que habiendo informes técnicos desfavorables y sentencias judiciales en contra siga adelante algo así?, pero sigo leyendo y la respuesta llega por sí sola: "Los cargos que autorizaron el proyecto estaban en la empresa que promovió la recalificación."
Como las cigüeñas, estoy negra. Me pone negra la rabia que me dan tanta cara dura y tanta impunidad corrupta. Ya me tengo que aguantar, siendo de Murcia, con la administración de mi región (Partido Popular), que no va a dejar un espacio natural sin recalificar, siguiendo una especie de visión bíblica que hace de una región desértica una inmensa pradera donde los jubilados del norte de europa juegan al golf. Y no se crean, tampoco las cigüeñas leonesas están a salvo de la rapiña murciana porque: " El constructor murciano Francisco Gómez fue el único que participó en la subasta (de los pinares en León) y se adjudicó el terreno al precio de salida, unos cinco euros el metro cuadrado".
Leo lo de las cigüeñas y me pone negra de rabia y blanca de miedo lo que leo, porque no puedo parar la locura urbanística de nuestro país, a la que los gobiernos regionales del PP dan rienda suelta.
Lucía Helena Saura Flores

2 comentarios:

sonia dijo...

A eso se le llama ARRASAR CON TODO. Son gente sin escrupulos, no es justo que los animales paguen con nuestros defectos y la avaricia de unos cuantos

Gatopardo dijo...

Lucía: es porque aquellas asociaciones de cecinos, aquellas organizaciones ciudadanas que rompieron la pana al final de la dictadura y en los comienzos de la democracia, no existen hoy. Y cuando la sociedad civil es pasiva, protesta cada uno en su casa o en el bar, no se une para apoyar sus reivindicaciones, los caciques actuan con total impunidad. Dentro de unos años saldrá el juicio, una sentencia benévola, que puede consistir en una multa, siempre menos onerosa que parar las obras, acatar la ley, y dejar de ganar millones.
Saludos solidarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...