28 de agosto de 2006

Madres trabajadoras

Estos días se vuelve a hablar de conciliación de familia y trabajo, de trabajo dentro y fuera de casa... Y una vez más se encuentra uno con el término «madres trabajadoras», excluyendo a las decenas de miles de mujeres que desempeñan su labor en el hogar. Como si lo suyo fuera un trabajo de segunda o tercera categoría. Entiendo que durante mucho tiempo un tipo de organización social impedía a las mujeres la libertad de recibir una formación y poder así cooperar al progreso de la sociedad también desde otros lugares socialmente más reconocidos. La falta de independencia económica era también causa de injusticias en el seno de algunos matrimonios. Sin embargo, me cuesta entender por qué ese olvido de las mujeres que dedican lo mejor de su tiempo a la familia, por qué esa especie de intento de desprestigiar uno de los papeles más importantes de la sociedad. Al menos, desde estas líneas me gustaría realizar un homenaje a todas esas madres que con infinito amor y con absoluta libertad han elegido trabajar a tiempo completo en la educación y en el cuidado de sus hijos. Ellas son la primera Seguridad Social, y lo son con el plus insustituible del cariño. Los que hemos tenido la suerte de poder contar con su compañía, aunque eso supusiera un mayor ahogo económico para la familia, somos conscientes de la huella que, a través de sus hijos, están dejando en el mundo. Una labor discreta pero de primera categoría. Ahora sólo falta el reconocimiento social y económico del sistema. Pero, quién clamará por sus derechos.
Agustín Alonso

12 comentarios:

Una maruja por PROFESION dijo...

Me identifico totalmente con el comentario del autor, yo FORMO , y digo bien, pues en lo unico que difiero, es en el tiempo del verbo, !ojala se pudiera hablar en pasado!,como se habla de los tiempos de la revolucion francesa...pero no solo es cierto, sino que en todavia miles o millones de casos, sigue siendo un presente muy presente.Lo peor de este tiempo que nos toca vivir, mejor en muchos aspectos, puesto que los roles preestablecidos estan cambiando, y , afortunadamente, para la mujer, nunca volvera el pasado, las proximas generaciones, las que ahora tienen 10 o 15 años, creo que la mujer encontrara su lugar, no necesita perder su identidad, una mujer, podra elegir LO QUE QUIERA sin imposiciones, de sexo, o de asociaciones feministas, o machistas, podra ser femenina, si quiere, sensual, y a la vez, diputada de un partido, podra elegir cuidar de sus hijos, y nadie lo vera mal.Pero ese, señores, es aun un futuro, cercano, pero futuro.Hoy por hoy, las que, como yo, dedicaron TODA SU JUVENTUD a su casa a los suyos, porque era SU VOCACION,con conviccion, porque era SU PROFESION, ahora, con sorpresa, nos encontramos, como en un pasado, que nosotras seguimos viviendo, en nuestros tiempos, las "marujas", como se nos conoce, estamos descolgadas, nadie valora nada, los hombres, como siempre, las mujeres "liberadas", nos miran con desprecio y superioridad, como si fuesemos el eslabon perdido de una especie hace tiempo extinta,la verguenza para la mujer, pero , lo que es peor, y lo se, creanme, es oir de tus hijos, frases como: "mama, tu que vas a saber, si nunca has hecho nada", o "para las mujeres como tu ha sido muy comodo que las mantengan".Ante estas palabras, salidas de la boca de los que diste hasta las entrañas, es tal el estupor, que no se me ocurre nada, salvo que quizas tengan razon .Pero se que no, en el fondo, SABEMOS LO QUE VALEMOS , y es tanto, que , como siempre, durante siglos, CALLAREMOS, pues, lo que si sabemos es DAR y, en eso, amigos mios, nadie nos puede aventajar, por eso, no contaremos, como en frustraciones, sinsabores, noches en vela, comer el peor bocado, perder identidad para ser ellos, hemos sabido aun, ser felices, y , que nadie haya notado, que lo sabemos, pero ese sacrifio, lo que no entienden, es que si queremos ES NUESTRA OPCION hacerlo.Lo que no tiene nadie, hombres, mujeres, sociedad, hijos, es el derecho a juzgarlo , mucho menos menospreciarlo, ese derecho, se lo han tomado sin que nadie se lo de, por eso, yo callare, a nadie intentare convencer,solo se, que es la epoca que me ha tocado vivir, y, si eso, es un escalon en el que mi hija pueda apoyarse, para que el dia de mañana, si quiere, haga lo mismo, pero con dignidad por propia elecion, y ademas lo valore la sociedad, mi "sacrificio", que yo no veo como tal, no sera en vano.
Otro tema, en el que no me extendere, es la supuesta igualdad de hombres-mujeres trabajadores, y, de verdad, me rio yo, como dije al principio, llegara, aun no esta, pero confio que llegara, con esto lo digo todo, porque se, que muchos de los que me lean, me entenderan....

sonia dijo...

Yo valoro el trabajo de un ama de casa por supuesto que no es fácil y menos reconocido.
Antes para la mujer era mas una obligacion que una opcion y por eso no es justo que no se vean compensadas economicamente pero ahora casi todas somos amas de casa además de trabajadoras, incluso las que tienen que contratar a alguien que les ayude en casa porque con los horarios laborales no se pueden hacer milagros, y esto sale de sus sueldos. ¿Tambien a estas personas se les va a reconocer economicamente?

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Te entiendo perfectamente "maruja por profesión" la tuya es una excelente reflexión en voz alta.

Llegará ese momento.

Saludos y gracias

malayerba dijo...

yo valoro también a las amas de casa, oye, allá cada una, pero no entiendo tanta queja de la maruja por profesión, verás, maruja, muchas, la mayoría, no tenemos elección, porque la vida está cara de cojones y hay que echarse a la calle a currar, Y ADEMÁS cuidar de la casa, y de los niños, y cuidar tu relación de pareja, e intentar que todo esto no te haga de techo de vidrio en lo profesional.Es muy bonito eso de la vocación, sí señora, pero no todos podemos ejercerla porque, sencillamente, el dinero no llega.Y las "liberadas", como dices tú, igual es que con un solo sueldo en casa no les llega para pagarlo todo y por eso "nos liberamos".A tod@s nos gustaría poder elegir, y no tod@s podemos.Te juro que a mí me encantaría probar qué tal es eso de no trabajar fuera y dedicarme solamente a los míos, pero lamentablemente, me temo que tendré que esperar a la jubilación.

malayerba dijo...

y tal vez llegará el día en que un hombre elegirá quedarse en casa a hacer de maruja, como dice ella, y nadie le acusará de chulear a su compañera y todo el mundo será comprensivo y maravilloso.A ver por qué no.

malayerba dijo...

Ah, y espérate, que el comentario no tiene desperdicio, AHORA, ahora mismo, una mujer ya puede, aunque la sra.Maruja no se lo crea, ser femenina y sensual y trabajar fuera de su casita, las trabajadoras no parecemos todas camioneros ni estibadores, yo misma soy una mujer bien femenina, sea eso lo que sea (supongo que se referirá a nuestro aspecto externo, pelo, ropa, etc), y trabajo desde que cumplí los 16.
Yo te he leído, pero no te entiendo.Lo siento.

Ligeia dijo...

Carlos ¡Que mujeres! tienes para tus tertulias, muy enfáticas en sus posturas, me gusta el debate, la osadía de quienes tienen su ideas bién claras y no se dejan apabullar por nadie...
Besos para tí en donde estés, la magia existe, un día de estos...
Un día de estos...
Ligeia...

maruja po PROFESION dijo...

Malayerba, te entiendo perfectamente, es mas, lamento que mis comentarios te hayan molestado, no pretendia yo, menospreciar a nadie en ellos, creo que cada quien es cada quien,el tema que tu tocas, tambien lo conozco bien, pues, aunque maruja, se lo que se cuece a mi alrededor, no solo tienes toda la razon, sino, aun peor, la mujer, como tu, que tiene que trabajar, por su eleccion, o no, por obligacion, da igual, tampoco la veo liberada, por eso entrecomille la palabra, pues,veras, ante todo soy mujer, y seguro que no tan sensual como tu, pero, por ejemplo, te dire, que una amiga, que trabaja fuera, y dentro, como suele ser, preparada, cualificada, su sueldo, es la mitad que el de otros compañaeros, dime tu porque, lo que yo dije, se aplica a las marujas, pero no solo a ellas, por eso dije, que el verdadero sitio de la mujer, esta aun por ver, no es presente, salvo raras excepciones, a la mujer se nos exige, es mas, nosotras mismos nos exigimos, mas de lo que un hombre sabra nunca hacer, la que es maruja, creeme, aun asi, esta en inferioridad, porque aunque tu,y todas las demas que trabajan fuera, (y seguramente dentro) lo tengais marron, o no, que todo admito yo, lo que si recomiendo, es, mantened vuestra independencia economica, que nunca un hombre os pueda retener porque renunciasteis a ella por el bien comun.Yo,como puedes entender, soy iletrada, vulgar, y en mis tiempos, salia mas a cuenta quedarme en casa, que repartir a los chiquillos en las guarderias del lugar, osea que tampoco tuve elecion, aun asi, lo que dices es verdad, de hecho, dije que no era sacrificio para mi, siempre me senti privilegiada,de estar cerca de los mios. Pero no superior, porque no lo soy,pero vuelvo a repetit,ES JODIDO DEPENDER DE UN TIO, LE QUIERAS, TE QUIERA O NO. Malayerba, gafaspasta, a ti , y a todas las mujeres, os pediria, trabajeis fuera o dentro, mantened siempre vuestra independencia economica, por desgracia , eso no es demagogia, es una realidad

omanero dijo...

Conste, yo soy un marujo. Con todas sus consecuencias.

Las amas/los amos de casa deberían recibir una remuneración, definitivamente.

Sonia dijo...

Una cosa es que mantengas una independecia económica y otra que te la de el estado.
Todas las mujeres queremos ser independientes en todo.
Yo en ningun momento me he referido al hombre porque puede existir o no, porque esta la figura de la viuda que aunque pueda tener una pension ésta no da para mucho y se tiene que poner a trabajar.
Y aunque sea el marido el que aporte el dinero, te puedes ir haciendo unos ahorros o disponer del dinero para ti, a no ser que no sólo el hombre aporte el dinero sino que además se lo quede, ésta es otra cuestion.
Hablamos de que todas somos amas de casa ya que la casa sola no se mantiene.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Ligeia...

Esas mujeres que nombras son mujeres y hombres comprometidos, como tú bien has visto, con sus ideales, los defienden a capa y espada.

No devemos olvidar a esos otros hombres, lo de menos es el género, que hacen lo mismo.

Besos para tí en donde estés, la magia existe, un día de estos...
Un día de estos...

(Cuando tú decidas el momento)

Aqui te espero...

malayerba dijo...

sonia, también existen las solteras, las que no han querido compartir su vida ni su espacio con una pareja, que no pasa nada, que no hay que justificar nada.Y sí,en lo de la independencia económica estoy de acuerdo,maruja, y no creo que seas iletrada, tus comentarios te desmienten.Y me alegra saber que para ti no fue sacrificio sino vocación, si es así tienes mucha suerte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...