31 de agosto de 2006

El Vaticano excomulga a dos médicos

Una controversia entre la Iglesia católica y autoridades médicas se vive en estos momentos en Colombia y Argentina por la práctica del aborto.
En Colombia, por ejemplo, el Vaticano excomulgará a los médicos que le practicaron un aborto a una niña que había sido violada por su padrastro. Mientras que en Argentina la Conferencia Episcopal decidió que en todas las misas se lea la declaración.
El Vaticano, a través de su cardenal Alfonso López Trujillo, director del Consejo Pontificio para la Familia, anunció que serán excomulgados los médicos que practicaron el aborto a una niña colombiana de 11 años. La menor de edad fue violada repetidamente por su padrastro. “Malhech
El prelado colombiano López Trujillo, calificó de "malhechores" a quienes interrumpieron el embarazo de la menor el pasado jueves en un hospital de Bogotá. "Todas estas personas que participaron en el procedimiento son unos malhechores porque segaron la vida de un inocente antes de nacer", expresó López Trujillo, quien en su momento también criticó la aprobación del matrimonio homosexual en España.
Este aborto fue el primero en autorizarse en el país luego de que la Corte Constitucional colombiana despenalizara en mayo pasado la interrupción del embarazo en tres casos específicos: la violación, el riesgo de malformación de la criatura y el grave peligro de la salud de la madre. Por ello, los médicos no podían oponerse. La interrupción del embarazo de la menor fue reclamada por su abuela, quien denunció que el padrastro, que está detenido, abusó de la menor durante varios años.
Por su parte, la Iglesia católica argentina realizó una campaña contra el aborto titulada Una cuestión de vida o muerte. Esta declaración fue difundida a través de todos los sacerdotes en sus misas oficiadas. La carta de la Conferencia Episcopal de Argentina surge a raíz de la polémica desatada sobre la interrupción voluntaria del embarazo en dos deficientes mentales que fueron violadas. En medio de protestas de organizaciones antiabortistas, ambas mujeres, tras lograr autorización judicial, se sometieron en las últimas semanas a intervenciones quirúrgicas. La Ley argentina sólo acepta este tipo de operaciones en casos de “violación con idiocia”.

10 comentarios:

Brixta dijo...

Pregunta: En qué siglo vivimos el XV o el XXI? Es que me he despistado.....

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Brixta para la iglesia católica, que es el caso, no hemos evolucionado.

Viva la Inquisición!!!

Besos guapísima

Brixta dijo...

Uy, no me digas, no vaya a ser que me salten al cuello tu colección de únicas! No quiero morir aún.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Tú sí que eres única...

Gracias Brixta!

Sonia dijo...

La iglesia no evoluciona y sus seguidores menos.
Por lo menos lo que dice la iglesia no impide que se tomen soluciones a veces.

Sheba dijo...

con la iglesia hemos topado...

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

La iglesia sigle anclada en todos los sentidos en el siglo XV.

Nos quieren salvar a todos del fuego eterno.

No saben que yo oposito para ir de cabeza al infierno, el cielo, con todos "sus" buenos debe ser aburrídisimo.

Saludos Brixta, Sonia y Sheba

Disidente dijo...

La noticia es inexacta. En efecto, el Vaticano no ha excomulgado a estos dos médicos (católicos), dado que dicha excomunión, en caso de crímenes especialmente graves (como el abortista) es, según el CIC, latae sententiae, sin mediación alguna de autoridad eclesiástica católica. Por lo tanto, la noticia veraz es esta:


Excomunión de involucrados en aborto de niña colombiana fue automática, aclara Card. López Trujillo


BOGOTÁ, 31 Ago. 06 (ACI).- El Cardenal Alfonso López Trujillo aclaró a la prensa local que ni el Vaticano ni él mismo han excomulgado a los médicos que practicaron un aborto a una niña de 11 años embarazada tras una violación, porque la excomunión de los involucrados en esta práctica es automática.

Según el Código de Derecho Canónico, en el caso del aborto, la excomunión no es aplicada por una autoridad eclesial, sino que recae ipso facto (automáticamente) sobre quien aborta, los médicos y quienes concurren material o moralmente a la condición del aborto.

El Purpurado, que preside el Consejo Pontificio para la Familia, declaró ayer a la cadena radial colombiana RCN, que los médicos que practicaron el primer aborto legal han quedado excomulgados.

La menor “cayó en una red de malhechores”, aseguró desde el Vaticano el Purpurado colombiano; quien destacó que la pena no la imponía él, sino que queda impuesta automáticamente por la legislación de la Iglesia Católica.

El aborto “es una condena de muerte contra un ser humano”, y por tanto, recibe una pena proporcional por parte de la Iglesia, explicó el Cardenal.

Hoy en declaraciones a la cadena Caracol, el Purpurado reiteró que él nunca hizo un pronunciamiento personal para excomulgar a los médicos, pero aseguró que sí está “en condición de reclamar respeto por ese ser en el seno de la menor y que no se le puede tratar como una cosa”.
Asimismo, reclamó a la sociedad colombiana una revisión a fondo de la educación sexual y una acción eficaz para proteger a los menores.



Dicho esto, la Iglesia Católica tiene todo el derecho legal para proceder a aplicar una pena canónica (¿ Qué es una excomunión ? Algunos deberían informarse antes de emitir juicios sobre lo que tal vez ignoran) a sus fieles, sea por medio de las legítimas autoridades eclesiásticas, sea mediante el Derecho correspondiente aplicable, como es el caso.
El crimen abortista, en todos sus casos es repudiable, porque a la iniquidad del abuso sexual de una menor por su padre (incesto), no se puede oponer la iniquidad de la eliminación cruenta de una vida humana inocente. Una injusticia no se justifica con otra mayor.
Y ¿qué propone usted ?-se me inquirirá-, ¿ que dejemos nacer a ese individuo, fruto del incesto, y sea infeliz toda su vida ?

En efecto, diré yo. Si, tal y como ocurre, el nasciturus es persona, eliminar a una persona para evitarle un posible sufrimiento futuro, o por preservar el honor o estabilidad psíquica de su familia (bienes menores que la vida de un inocente), es una infamia moral. Castíguese al padre como corresponde, pero no se aplique el castigo capital al feto, que no ha tenido culpa alguna.
Saludos.

P.D.- Se vitupera sañudamente a la IC por estos hechos (vuelvo a preguntar: ¿ Qué es una excomunión ? Si, en el PSOE, alguien comete un acto castigado en las normas del partido, es expedientado e incluso expulsado del mismo. Entonces,¿ por qué se censura a la IC por aplicar el CIC a sus fieles ? Cuando el PSOE expulsa a un militante, nadie le dice que está 'anclado en la Edad Media'); pero qué poco se critica y cuánto se respetan las normas jurídicas islámicas cuando (con infinita mayor crueldad, como la lapidación de una adúltera) estas se aplican. Entonces todo es acatamiento y comprensión por parte de la izquierda anticatólica.

Disidente dijo...



Pregunta: En qué siglo vivimos el XV o el XXI? Es que me he despistado.....


Doña brixta, ¿ qué tiene que ver el siglo en que vivimos con la aplicación de una norma jurídica ante un crimen como el aborto ? ¿ Tienen todas las sociedades -jurídicamente constituidas- normas penales que son aplicadas a sus miembros, como el propio PSOE, que puede expulsar a un militante por una falta grave ? ¿ Vive el PSOE en el siglo XV por ello ?

Aquí les incluyo, para su información, el artículo correspondiente del CIC donde se señala la pena eclesiástica para el delito de aborto (voluntario):

TÍTULO VI.
DE LOS DELITOS CONTRA LA VIDA Y LA LIBERTAD DEL HOMBRE

Canon 1398.
Quien procura el aborto, si éste se produce, incurre en excomunión latae sententiae.

Brixta dijo...

Sr. Dente,

"Crimen abortista" no entra en mi diccionario, asi que, digamos, que no sé de lo que está hablando.

De todas maneras, sincéramente, creo que le han hecho un gran favor a éstos dos médicos. Asi que no hay mal que por bien no venga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...