7 de noviembre de 2011

El debate


Hoy es el gran debate. La madre de todas las batallas. Ese momento que se nos presenta decisivo y definitivo por tierra, mar y aire, pero.... no es así.

Esta noche tendrémos el tan anunciado cara a cara entre Rajoy y Rubalcaba. Un debate que, a diferencia de otros celebrados anteriormente, aparece con las cartas marcadas y que para nada parece indicar, a priori, pueda ser decisivo para decidir quien va a ser el próximo Presidente del Gobierno.

Los estudios demoscópicos, todos, coinciden en anunciar una muy clara y contundente victoria electoral del Partido Popular el cercano 20 de noviembre.

Ambos candidatos, saltarán al ring con estrategias bien diferenciadas:

En un rincon del ring tendrémos a un Rajoy al que el debate nada le puede hacer ganar y en cambio si le puede hacer perder algo. Su táctica no será otra que la que ha estado utilizando los últimos meses y que tan buenos réditos le está dando: Dejar que pase el tiempo, no profundizar mucho en aquellos temas que le puedan ser espinosos y marcar con una equis, en el calendario electoral el día como uno menos, como hacíamos en la mili, para llegar a la Moncloa. El empate le vale y si se me apura hasta una derrota por la mínima no afectaría en demasía al resultado electoral. Su única preocupación puede ser que lo apabullante de su posible victoria electoral, siempre según las encuestas, pueda hacer que sus potenciales votantes se desmovilicen. Más allá de eso.... solo tiene que esperar....

En la otra esquina tendremos a Rubalcaba. A la inversa que su “oponente” no tiene nada que perder y mucho que ganar. Su táctica debe ser agresiva, a la yugular, intentar sonrojar a Rajoy, quitarle la careta e intentar ganar el debate muy holgadamente, de forma aplastante, por goleada para lograr entusiasmar a sus votantes y sobre todo animar a ese 30% de indecisos para que le voten a él. No le sirven paños calientes porque la derrota a día de hoy parece clara y contundente y si quizá, aunque nadie lo diga, descarta la victoria el 20 N, debe intentar que la derrota sea lo más dulce posible. Tiene un gran handicap: Como hacer creer que va a hacer en caso de ser Presidente del Gobierno lo que no se hizo cuando él era un miembro muy destacado del Gobierno anterior.

Hecho de menos más esquinas en el ring. Ambos partidos PSOE y PP están comodamente anclados en el bipartidismo. Ninguno hará nunca nada para que la igualdad de oportunidades sea plena. A ambos les va así bien. Rotan y rotan. Urge una Reforma de la ley Electoral. 

¿Por qué no están en el debate de hoy el resto de candidatos a la presidencia del gobierno para que todos los españoles podamos escucharles, comparar y decidir?

Se nos está subyugando una posibilidad que por pura higiene democrática es necesaria. 


Se sigue hablando de esto AQUÍ y en mi twitter @CarlosRibanez  

3 comentarios:

Cansadodelosmalospoliticos dijo...

En cualquier caso es un debate viciado, y dirigido hacia el bi-partidismo, fundamentalmente por 2 razones.-
1º.- Echo en falta un debate con fuerzas políticas de las que se presentan en toda España como IU o UpyD, que pienso pueden aportar mucho al debate.
2º.- Los asesores han pactado temas y vetado otros, y me pregunto que clase de políticos tenemos? O es que tienen miedo a no poder responder.-
Por otra parte estaria el coste del debate 540.000 Euros, vaya tela, que aun sin hacer números seguro taparía algun agujero.
De todas formas decirte Carlos que pese a todo intentare ver el pseudo-debate.-
Un saludo

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Hola

He hecho también mención a lo que indicas: Las ausencias.

Por lo demás, no creo que en nada nos puedan sorprender a estas alturas de la película.

El coste es insignificante si se compara con lo que cuesta hacer cualquier mal programa de tv. Eso está demostrado.

Veremos el debate a dos... a ver que pasa...

Saludos y gracias

Maskehotel Cadiz dijo...

Cada uno ha espuesto lo suyo como es normal y cada uno a luchado por lo suyo quien no lo haria

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...