20 de marzo de 2008

¿Ley Electoral injusta?

Tras cada elección se escucha la misma cantinela, en boca de los partidos pequeños: la ley electoral es «injusta» porque no ofrece las mismas oportunidades a todos. Una falacia que conviene desmontar sin contemplaciones.

Es falso de toda falsedad que los sistemas electorales mayoritarios a una o dos vueltas -como el británico o el norteamericano o el francés- sean injustos, aunque consagren la hegemonía de dos grandes partidos. La mala experiencia de la proporcionalidad pura -la que hubo durante casi cuarenta años en Italia tras la Segunda Guerra Mundial, por ejemplo- explica a las claras las razones de que se establezcan modelos electorales que la limiten.

En España, durante la Transición, se optó por la proporcionalidad corregida mediante la ley d'Hondt, que está a medio camino entre los sistemas mayoritario y proporcional, y que ha permitido la existencia de minorías y ha facilitado la gobernabilidad. Se podrá estar a favor o en contra del sistema vigente, pero no se puede decir de él que es «injusto» para camuflar el propio fracaso.

Pedro Villalar

5 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Es lamentable como mínimo que el humo de la soberbia política ciegue los ojos. Esa ley electoral es injusta, aunque sea legal. No reconocerlo es admitir que la ley primera de la democracia: una persona, un voto es una falacia.

El problema no viene sólo de la ley d'Hont, decir eso es desconocer la ley electoral. La ley d'Hont no ayuda mucho pero la circunscripción provincial o la distinta proporción población/escaños son también, parte importante del problema. Ya me gustaría saber a mí que opinaría Vd. si cada diputado le costara a su partido 480000 votos en vez de 65000.
Compañero, ha entendido mal si cree que este es un problema sólo de IU. Si así lo entiende, me temo que tiene un déficit democrático importante.
No se trata de que sea un sistema proporcional puro, se trata de corregir la ley de forma que se aproxime a la realidad, que hoy llega a ser de 7 a 1 en contra de IU.
Por cierto, nada que decir a los sistemas de doble vuelta. Pero, no confundamos churras con merinas, esos sistemas buscan quién ha de gobernar. El nuestro busca los diputados que serán quienes designen al jefe del gobierno. Bien distinto no son elecciones de Jefe de Estado ni de Presidente de Gobierno, sino de diputados.
Por si le sirve de algo, yo admito con toda tranquilidad que el fracaso de bajar 300.000 votos es fundamentalmente de IU. Lo que no es imputable a IU es que se haya bajado un 60% en el número de diputados.
Si a usted le parece justo, hágaselo ver. Otra cosa es que se esconda detrás de la ley porque le interese.

Salud y República

Dios del Gol dijo...

Me parece un comentario estupendo. La lástima es que la izquierda de este país (si es que no es centro) pueda defender una ley electoral de este calibre.

mi despertar dijo...

Felices pascuas para vos
Mucha

cajonsocialista dijo...

Mi opinion en cambios es diferente, el dia de las elecciones a las 9 - un minuto todos partimos con el mismo numero de votos, por lo tanto es igual para todos y por lo tanto es justa.

IU deberia de ver en que ha fallado por que lleva ya mucho tiempo bajando, aolomejor lo que etsa equivocada es vuestra politica alomejor os equivocais por ejemplo en apoyar la revolucion cubana... alomejor tambien fallais en vuetsros lideres, compañero que esiste la renovacion y hay que aplicarla, no se puede ser como el PP que pierde una y otra vez pero no cambia de lider.

Salud y Republica

Anónimo dijo...

La Ley Electoral que se aprobó en su momento para regular el sistema de reparto de escaños del Parlamento Español, se hizo con la única finalidad de que la UCD, el partido en que militaba la base y la cúpula que durante el franquismo "gobernó" este país U(por ejemplo Fraga), terminara siendo el ganador de las primeras elecciones democráticas tras la dictadura. Es por ello por lo que se decidió, no hacer un sistema electoral en conjunto e igualitario, sino que se hiciera un reparto del número de escaños en función de determinadas circunscripciones, en concreto las provincias; es decir, para entendernos, se decidió que en la realidad hubieran 52 "sistemas electorales" uno por cada provincia, de manera que, en aquellas en que se sabía que había una mayor base social de derechas el número de escaños a repartir fuese mayor que en las provincias en que se sabía que la base social era más izquierdista o progresista. Por lo tanto, la Ley Electoral lo único que hizo fue minimizar las posibles aspiraciones de la gente de izquierdas y su representación en las Cámaras Parlamentarias.

El tema ha ido sufriendo alteraciones con el pasar de los años, de forma que, en la actualidad, los cambios demográficos han ido alterando paulatinamente lo que en un principio ocurría. Lo que estos cambios demográficos han hecho es que, en las provincias en las que se ha instalado una gran base social inmigratoria, se diluyan las aspiraciones de quienes votan a IU. El motivo es sencillo, esto se debe a que a la hora de decidir el número de escaños que se elige en cada provincia, se tiene en cuenta el censo (en donde figuran todos los inmigrantes censados) pero, sin embargo, los inmigrantes censados no tienen derecho a voto, por lo que existen provincias con muchos escaños a repartir en donde sólo tiene derecho a voto una parte de la población. No podemos olvidar que en España hay cerca de 45 millones de habitantes y, de ellos, 5 millones son inmigrantes que engordan el censo pero no pueden votar... La solución radica en quitarles del censo a la hora de evaluar el número de escaños a repartir por cada entidad provincial o, lo que para mí es más justo, darles derecho a votar, porque residen aquí, trabajan, pagan sus impuestos, etc... como nosotros...

Una Ley electoral no ha de ser una ley hecha porque sí, sino que ha de ser una ley que haga, en la medida de lo posible, que las aspiraciones políticas de sus habitantes se traduzcan directamente en el Parlamento que ha de representarles, por lo que me parece injusto que la Ley Electoral actual no sea capaz de traducir al Parlamento los deseos de casi un millón de españoles que han votado a IU. No lo digo a nivel de la clase política o de partidos, sino, a nivel de cada uno de ese casi millón de individuos que no tienen ni voz, ni voto y que, por ende, carecen de representación parlamentaria.

Izquierda Unida, con un millón de votos tiene dos diputados y, el Partido Socialista Obrero Español con algo más de 11 millones de votos ha alcanzado 169 escaños. Si hacemos cuentas, e imaginamos que, en la misma situación IU habría obtenido los 11 millones de votos del PSOE, tan sólo habría alcanzado 22 diputados, no los 169 que ha obtenido el PSOE… ¿No es injusto eso?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...