2 de junio de 2007

Pedro Saura en La Verdad de Murcia

Un Pedro Saura bastante más apagado y circunspecto que antes del 27-M reflexiona en esta entrevista sobre las razones del descalabro del PSOE en las elecciones autonómicas y locales, y sobre sus nuevos retos. Admite que el discurso socialista debe rebajar las «estridencias», pero insiste en que la guerra contra la supuesta corrupción urbanística «es innegociable» y no le atribuye ningún efecto sobre las urnas. El problema del agua, en cambio, considera que sigue siendo un factor electoral determinante en Murcia.

¿Se ha preguntado ya 'qué he hecho mal'?
Estoy razonablemente satisfecho, no por el resultado, sino por el trabajo honesto, serio, riguroso e intenso de estos dos últimos años y medio, tanto defendiendo los intereses de la Región en Madrid como sentando aquí las bases de un proyecto político que es de medio plazo y que está pensado no para unas elecciones, sino para una generación de murcianos y murcianos. Yo soy un corredor de fondo y estoy convencido de que nuestro trabajo dará resultado a medio plazo.

¿Por qué no ha dado resultado ahora? ¿Piensa, como la candidata del PSOE en Murcia, María José Alarcón, que nos hemos acostumbrado a vivir con la corrupción?

Hace dos años y medio, después de la derogación del trasvase del Ebro, yo manejaba encuestas que no eran muy buenas. Aquí ha habido dos elementos importantes. El primero, colar la política nacional en la política regional, lo que ha producido una movilización del electorado del PP y desmovilización del electorado del PSOE. A ello se suma que no ha llegado a los murcianos el discurso de las inversiones, que son muchas y cuantiosas, del Gobierno de España en Murcia, y ha llegado más el discurso del agravio del agua.

En relación a la segunda parte de la pregunta, yo creo que María José Alarcón lo que quería decir, y no se le interpretó bien, es que la preocupación de la corrupción no ha tenido una traducción electoral. Pero yo estoy convencido de que esa preocupación existe. Ha habido municipios donde sí ha habido una traslación, como los casos de San Javier, San Pedro, Mula. El cinturón rojo del mediterráneo español se concentra en la costa, desde Gandía hasta Los Alcázares, que es donde el ciclo inmobiliario es completo, como en Baleares y Canarias.

Esas encuestas que manejaba hace dos años y medio, tras la derogación del trasvase del Ebro, ¿qué decían?

No recuerdo con exactitud, pero decían que hace dos años estábamos peor que ahora. Esa es la situación de partida. Nosotros hemos tratado de explicar un proyecto de cambio que pasa, fundamentalmente, por dos cosas, por hacer que el crecimiento económico sea más duradero y que llegue a la mayoría de la gente. Es importante pensar en el capital político acumulado en un modelo que mejora el futuro. Otra cuestión es que, para mí, es innegociable la lucha contra la corrupción, de modo que no voy a mirar hacia otro lado. Además, estoy convencido de que eso no me costó ni un solo voto. Los ciudadanos, más antes que después, reconocerán esa lucha del PSOE por la regeneración de la vida pública.

Aún no ha habido ningún condenado por corrupción en Murcia. Da la impresión de que el PSOE va muy por delante de los jueces en este asunto.

Una cosa es el ámbito político y otra el ámbito judicial. En el político nosotros hemos pedido explicaciones, pero luego la justicia y los poderes del Estado nos han dado la razón, porque tanto los fiscales como los jueces han visto indicios de delito. Cuando el PP estaba en la oposición, a mitad de los noventa, decía que indicio de delito significaba responsabilidad política. Nosotros decimos lo mismo. En cualquier caso, las cosas hay que hacerlas y sin estridencia. Pero eso no ha tenido nada que ver con el resultado. Ha tenido más que ver que los murcianos han entendido mayoritariamente que el PP defiende los intereses de la Región y que el PSOE no ha hecho lo que tenía que hacer con la Región en materia de inversiones. Es verdad que hay una política de inversiones impresionante, no comparable con ningún año de la democracia, pero estamos en el periodo de licitación y adjudicación, y los ciudadanos no lo ven. Cuando lo vean el panorama cambiará.

Algunos dirigentes de su partido han pedido un giro hacia el centro y dejar de lado las posiciones de «izquierda visceral», según la expresión utilizada por Jesús Navarro, alcalde de Calasparra. ¿Comparte esta opinión?

Respeto muchísimo lo que dice todo el mundo. El discurso del PSOE de la Región de Murcia sobre el modelo de crecimiento y urbanismo es el discurso del PSOE de España y del presidente del Gobierno de España, que ha liderado el cambio de la ley del Suelo. Y es el discurso del PSOE en Baleares y en Canarias, comunidades en las que el ciclo inmobiliario y la agresión al territorio ya es completa. Los turistas en Baleares se van y allí el PSOE está en condiciones de gobernar, y en Canarias también el ciclo ha terminado, con todas sus consecuencias negativas. En ambas comunidades, la corrupción es evidente. Tenemos el mismo discurso de un Gobierno que defiende otro urbanismo y que también consigue que la economía española crezca al 4%. Además, el propio Valcárcel ha reconocido que los desarrollos urbanísticos se han desbordado.

Según su argumentación, el PSOE no gobernará en Murcia hasta que aquí ese ciclo urbanístico se agote...

Cuando los murcianos perciban las ventajas y desventajas de ese modelo de crecimiento, cuando lo vean de una manera completa. En San Pedro y San Javier lo han visto de una manera completa. El problema del PSOE de Murcia en estas elecciones no está tanto en su discurso de un proyecto de cambio, sino en que han sido las primeras elecciones después de la derogación del trasvase.

¿El agua le sigue costando votos al PSOE en Murcia?

Sí. Desde luego, en estas elecciones el PP ha seguido estirando su mentira y le ha sido rentable. Los ciudadanos todavía no han percibido que nuestra alternativa, que existe y está cuantificada en inversiones, va a dar resultado. En materia de agua hay un horizonte muy bueno para el PSOE, porque se verá cómo funciona la desalación y sus resultados y también cómo el PP carece de un discurso homogéneo sobre agua. Rajoy ha votado a favor de la reforma del Estatuto de Aragón que dice no al trasvase del Ebro, y esa posición va a ser más evidente en las próximas generales.

Algunos de los alcaldes imputados del PP, que el PSOE puso en la picota porque se presentaron a la reelección, han vuelto a ganar las elecciones, caso de Águilas, Mazarrón, Cieza. ¿Cómo lo interpreta?

Sigo pensando que la corrupción es un problema para los ciudadanos y estos están cada vez más preocupados por ella. Probablemente han tenido en cuenta otras variables, no sólo esa, y quieren tener una mejor información sobre lo que pasa en su pueblo y que el proceso judicial termine.

Algunas de sus apuestas personales de candidatos en municipios importantes como Murcia, Cartagena y Molina, han fracasado. ¿Se arrepiente ahora de esa apuesta?

Ni mucho menos. Estoy muy satisfecho y orgulloso de todos los candidatos del PSOE en la Región, y con los de estas tres ciudades estoy especialmente satisfecho. El electorado no ha castigado al PSOE por sus candidatos.

Tras doce años de mayorías absolutas cada vez mayores del PP, ¿se puede afirmar que la Región de Murcia es de derechas?

Ese discurso en una sociedad madura y moderna como la española no se puede hacer. Los murcianos han votado en función de lo que mejor le convenía, sin despreciar a los 205.000 murcianos que han votado al PSOE y que no están de acuerdo. En la Región de Murcia hay muchísima gente que no está de acuerdo con el PP. No hay que simplificar ni se puede decir que la Región sea de derechas.

¿En qué grado ha influido la marcha de Miguel Navarro en la pérdida del Ayuntamiento de Lorca y en el retroceso en el Guadalentín?

La dimisión de Miguel Navarro fue una decisión personal y voluntaria, después de muchos años dedicados a la política.

¿Usted no tuvo nada que ver en su retirada?

Es evidente que fue algo voluntario y personal, y así lo declaró él, cosa que le honra. En el Guadalentín puede haber influido especialmente el problema del agua y en Lorca han sido muchos años de Gobierno y probablemente hay un agotamiento por parte de los ciudadanos hacia el PSOE.

¿Entonces, si Miguel Navarro se hubiera vuelto a presentar habría perdido también?

Eso es difícil de interpretarlo. Todo el mundo hace análisis a toro pasado. Es difícil saber cuál hubiese sido el resultado.

Pero, yo le pido su opinión

Hay que analizarlo bien.

Además de los análisis de los resultados, ¿cuál es la principal prioridad del PSOE para empezar a ganar las próximas elecciones?

Lo prioritario para mí es la unidad de la sociedad murciana y de las fuerzas políticas de la Región sobre cuestiones fundamentales que tienen que ver con el presente y futuro regional. Es urgente y necesario que el presidente en funciones y yo tengamos una reunión para hablar de la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha en lo que se refiere al trasvase Tajo-Segura. La reforma se ha aprobado en las Cortes de Castilla-La Mancha con los votos del PSOE y el PP, pero ahora en el Congreso las fuerzas políticas va a buscar un consenso y Valcárcel y yo tendríamos que vernos para coordinar nuestro trabajo, él en el PP y yo en el PSOE. También deberíamos vernos para buscar puntos de acuerdo sobre la ley del Suelo de la Región, que hay que adaptarla a la nacional, o para hablar de la aplicación de la ley de dependencia. Deberíamos buscar la unidad y trabajar en defensa de los intereses de la Región.
laverdad.es

3 comentarios:

Cripto dijo...

Creo que lo mejor que puede hacer este señor es dejar la oposición e irse como diputado a Madrid, Murcia se le ha escapado de las manos.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Huir es de cobardes. En todo caso lo mejor es una transición tranquila.

Gracias Cripto por tu aportación.

Saludos!

Anónimo dijo...

Si es que los socialistas nos la cogemos con papel de fumar (como decia aquel), aqui el PP presenta candidatos imputados por los jueces y nosotros por perder unas elecciones que ya estaban perdidas antes del domingo nos tenemos que retirar. Mire, me parecería un insulto a los electores del psoe que Saura tenga que huir del plano regional.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...