31 de mayo de 2007

La vendetta de Valcarcel

Parece que a Valcárcel no le gustan que le mienten a la Familia. Según algún áulico consejero privado y según sus dos fieles espadachines, Vivo y Cierva, Valcárcel es vengativo por que se ha indicado que su hermano, hermanas, cuñada y cuñados han creado desde principios de esta década empresas inmobiliarias en compañía del constructor y renovado edil murciano Antonio Sánchez Carrillo y esposa, y los inventores de Polaris Golf. Empresas no sólo para adquirir algún sustancioso terrenito en Rosa Sur, sino para construir decenas de viviendas por varios municipios. Se ha profanado así el honor de la Familia.

Esto no le gusta a Valcárcel. No le gusta que le toquen la sangre. Así que Valcárcel echó --dicen-- toda la carne en el asador para vengarse de su oponente Pedro Saura, al que por otro lado los del PP le acusaron de que su padre también era un antiguo constructor y de un retranqueo sin beneficio alguno, o a Jara de un altillo en su vivienda. También acusaron a Rosique de que sus familiares vendieron sus terrenitos de Lo Poyo a muy buen precio. La artillería pesada de los medios afines se ha encargado de abrumar al electorado no separando la paja del grano.

Pero hay casos mucho más sustanciosos, en Puerto Lumbreras, en Mula, en Cieza... de parientes y ediles del PP. También están los primos de la esposa de Valcárcel, La Zerrichera, Lo Poyo, Novo Carghago, Puerto Mayor... A nadie se le escapa la unción de Valcárcel y su gobierno y los dignatarios del PP con ciertos empresarios de la construcción y grandes multinacionales, radicadas o no en esta región. En la totalidad de los casos de corrupción inmobiliaria y medioambiental en fase de investigación fiscal o ya en manos de los magistrados instructores sus imputados son altos cargos del PP. Ningún miembro del PSOE está sujeto a la acción de la justicia, y en aquellos en que la dirección socialista regional ha vislumbrado cualquier asomo de corruptela han sido apartados o expulsados.

El estado de corrupción permanente de la región no desaparece ni con el agua bendita del histórico triunfo de la derecha murciana en treinta años de democracia. Los análisis apuntan hacia una pérdida de votos socialistas a causa de la abstención que, parece, siempre perjudica a la izquierda. Parece ser que la suma de votos a IU Los Verdes procede de su propia cosecha. Y ahí ha estado muy bien María José Alarcón felicitando a Esther Herguedas.

Aquí lo que quiere la mayoría es que siga la corrupción porque es el mejor espectáculo del mundo a través de tomates, corazones y salsas, que por nada quieren perderse en los medios de formación de masas. Parece que ya no saben vivir sin el espectáculo de la corrupción: deporte y corrupción, pan y circo, mucho folclore, morcón y morcillas.

Por ahora no se ha concluido dónde pueden estar los aspectos negativos de la campaña socialista, que seguro los hay. Lo que no se puede creer es que el PSOE se haya radicalizado. Aquí el único extremista sigue siendo el PP. La izquierda, con los ecologistas, casi siempre ha tendido a conservar lo que puede merecer la pena mientras que la derecha sigue conservando y ampliando sus privilegios. Por un lado sigue vendiéndose el trampantojo del Ebro y la construcción industrial en masa como único salvavidas de los murcianos. No se sabe hasta cuándo, quizá hasta que lo diga el propio mercado. A la mayoría quiere que le sigan llevando por esta senda.

Los murcianos se han derechizado hasta la náusea y los que no lo tenían claro y pensaban que todos son iguales se quedaron en casa el domingo. Las baterías desmovilizadoras del PP y sus aliados de extrema derecha han calado. Se han dicho muchas mentiras, que el PSOE es amigo de los terroristas a los que deja libres, se han lanzado a las masas a la calle con despliegue masivo de rojigualdas, se ha crispado a la sociedad hasta la exasperación, se ha fomentado un nacionalismo radical españolista y murciano que parecía que la democracia había sepultado, los jerarcas católicos azuzando el victimismo con su cruzadas antiláicas...

Y Valcárcel cree y hace creer que los negocios de la Familia son privados, que lo son, pero muchos murcianos quieren saber cómo son esos negocios, como los de cualquier hijo de vecino, y mucho más cuando pertenecen al círculo parental del máximo responsable político de esta región, o a cualquier político. Muchos murcianos no renunciamos a ese derecho. Mientras, la justicia sigue su curso.
vegamediapress.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días Carlos, creo que no es justo, echar la culpa de la derrota del PSOE a la abstención, me resulta una excusa un poco infantil.

Quizá el problema de la gente que se abstiene, es que son personas a las que no le gusta la derecha, pero no les apetece votar al psoe, por que has de recocer conmigo, aunque tu seas del Psoe, que os habéis equivocado en la oposición que habéis hecho.

Habéis abusado del tema de la corrupción, en muchos casos habréis acusado con razones, pero en muchas otras se veían intentos desesperados por anular al contrario, cuando lo más fácil y efectivo hubiera sido, explicar vuestras propuestas, que bajo mi punto de vista la habéis dejado de lado.

y sinceramente cosas como las que ha dicho Mª Jose Alarcon no os ayudan.

Saludos y muchas veces de donde más se aprende es de los propios errores.

A lo mejor piensas que soy dura, pero me he desengañado de los políticos, y la política que se práctica en este país.

CTC

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

CTC Gracias por tu comentario.

Un saludo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...