30 de diciembre de 2006

Sadam Hussein, ejecutado (Pena de muerte, NO!!)

El ex presidente de Irak Sadam Hussein ha sido ahorcado hoy entre las 05.30 y 05.45 hora local (02.30 y 02.45 GMT), ha confirmado Mariyem Al Rais, la asesora del primer ministro iraquí.
"Enhorabuena a todos los iraquíes, el criminal ha sido ejecutado", ha afirmado Al Rais, que no ha precisado dónde exactamente ha sido llevada a cabo la ejecución, en declaraciones a la televisión estatal Al Iraquiya.
No obstante y a pesar de informaciones preliminares de funcionarios iraquíes, los dos ex asesores de Sadam, Barzan al Tikriti, hermanastro del ex presidente, y el ex juez Auad al Bandar, no han sido ahorcados hoy junto al ex dictador, según ha afirmado el Consejero de Seguridad Nacional iraquí, Muafaq al Rabie.
"Sólo el criminal lo fue", ha afirmado Al Rabie, quien ha asegurado que la sentencia a muerte contra Barzan y Auad, que "están todavía bajo custodia de las tropas", será aplicada después de la fiesta musulmana de Eid al Adha, que ha comenzado hoy y durará cuatro días.
En Estados Unidos, el presidente estadounidense, George W. Bush, ha asegurado que la ejecución del ex gobernante iraquí Sadam Hussein se ha producido tras "recibir un juicio justo" y constituye el "tipo de proceso que él negó a las víctimas de su brutal régimen".
En un comunicado difundido por la Casa Blanca, Bush ha agregado que también es "un testimonio de la resolución del pueblo iraquí de avanzar tras décadas de opresión". No obstante, el presidente estadounidense ha advertido que la ejecución de Sadam Hussein "no pondrá fin a la violencia en Irak".

Momentos después de la ejecución, las autoridades iraquíes han impuesto el toque de queda en Tikrit, la ciudad natal de Sadam, así como en varias localidades cercanas. Durará cuatro días y se ha establecido en previsión de posibles disturbios o atentados de represalia por la ejecución de Sadam.
Así, la cadena de televisión estadounidense CNN ha informado de que, según la televisión estatal iraquí, la ejecución de Sadam ha sido grabada en vídeo y fotografiada y que se espera su difusión en breve. El medio de comunicación ha indicado también que inmediatamente después de la ejecución de Sadam, personas allí presentes han comenzado a danzar en torno a su cadáver.
Un tribunal especial condenó a muerte en la horca a Husein el 5 de noviembre pasado, tras declararlo culpable del asesinato de 148 chiíes iraquíes de la aldea de Duyail. El pasado día 26, el juez Aref Abdelrazak Chahin, presidente del Tribunal de Casación de lo Penal, ratificó la condena a muerte de Hussein, y anunció que la ejecución debía cumplirse antes de 30 días.
Los intentos de los abogados por detener la ejecución, tanto en Irak como en Washington, han fracasado en las últimas horas. La ejecución se ha efectuado en el primer día de la fiesta musulmana del Sacrificio (Aid al Adha).
El Pentágono informó este viernes de que las tropas estadounidenses en Irak se encuentran en estado de "máxima alerta" ante la posibilidad de que se produzcan altercados después de la ejecución. Varios gobiernos y líderes del mundo coincidieron en que la ejecución de Hussein no serviría para pacificar el país.

3 comentarios:

In I Go dijo...

Insisto en lo que dije hace unas semanas. Nadie tiene derecho a quitar la vida a un hijoputa.

¡Mierda! Otra vez.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.

Saludos

Amnistia Internacional dijo...

Amnistía Internacional condena la sentencia del Tribunal de Apelación iraquí contra Saddam Hussein y dos de sus colaboradores.

Amnistía Internacional ha condenado la decisión del Tribunal de Apelación iraquí de ratificar las condenas de muerte de Saddam Hussein y dos de sus colaboradores, comunicada el 26 de diciembre de 2006, y ha manifestado que el tribunal debería haber ordenado la celebración de un nuevo juicio. La organización ha declarado que se opone a la pena de muerte en todas las circunstancias, pero que ésta es especialmente deplorable cuando se impone en un juicio injusto.

“El juicio contra Saddam Hussein y las siete personas junto con él acusadas ante el Alto Tribunal Penal Iraquí ha estado plagado de irregularidades y ha sido profundamente injusto, debido a las interferencias políticas que han mermado la independencia del tribunal y a otras deficiencias graves“, ha declarado Malcom Smart, director del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional. “El Tribunal de Apelación debería haber abordado dichas deficiencias y ordenado un nuevo juicio justo, sin limitarse a ratificar las condenas, dando por sentado que el juicio fue satisfactorio en todos sus aspectos“.

“Pedir responsabilidades a Saddam Hussein por las masivas violaciones de derechos humanos que tuvieron lugar bajo su régimen fue estrictamente lo correcto, pero para hacer justicia es necesario que el proceso sea imparcial y, desgraciadamente, ése no ha sido, en absoluto, el caso“, añadió Malcolm Smart. “Este juicio debería haber constituido un hito en el establecimiento del Estado de derecho en Irak tras decenios de tiranía de Saddam Hussein. Ha sido una oportunidad desperdiciada“.

Según la decisión del Tribunal de Apelación, Saddam Hussein y sus dos colaboradores condenados deberán ser ejecutados en el plazo de 30 días. Todos ellos fueron condenados por el homicidio de 148 personas de la localidad de Al Dujail tras un intento fallido de asesinato contra Saddam Hussein en 1982. Uno de los acusados fue absuelto, y otros cuatro recibieron penas de prisión; sin embargo, el Tribunal de Apelación recomendó que se revisara una de las condenas, ya que en su opinión era demasiado benévola, lo que sugería que, posiblemente, se condene también a muerte a un cuarto acusado.

El juicio ante el Alto Tribunal Penal Iraquí, que empezó en octubre de 2005 y concluyó con la imposición de condenas el 5 de noviembre, fue objeto de críticas generalizadas debido a las interferencias políticas, a la falta de argumentos jurídicos para fundamentar de forma efectiva los casos contra los acusados y a la ausencia de medidas por parte del tribunal para garantizar la seguridad de los testigos y de los abogados de la defensa, tres de los cuales fueron asesinados durante el proceso.

Amnistía Internacional.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...