9 de diciembre de 2006

Pedro J., "una vergüenza para la profesión"

Los últimos escándalos protagonizados y publicados por el diario El Mundo, las declaraciones a favor de éste por parte del secretario general del PP Ángel Acebes, junto con la voluntad del diario de presentar este caso como una persecución política contra la libertad de prensa han irritado a algunos prestigiosos periodistas, que cargaban en sus respectivas páginas de Internet contra el que consideran "una vergüenza para la profesión"
Noticias relacionadas
El Mundo a uno de los imputados: "La vamos a liar"
Los principales blogs periodísticos y políticos de la red no han permanecido indiferentes al último escándalo protagonizado por el diario garante de la teoría de la conspiración, El Mundo. El rotativo dirigido por el incansable Pedro J. Ramírez había aprovechado la llamada de dos policías, que le propusieron vincular un escándalo de tráfico de explosivos con el atentado del 11-M. El diario matutino no hizo ascos a esta oferta (una vez más, por parte de individuos que se encontraban fuera de la ley) y, poco después, el 30 de noviembre, pretendía "iluminar" al país con una nueva pista sobre el 11-M.
El 11-M, probado
El diario esgrimía dos supuestas coincidencias que apuntaban directamente al atentado de Madrid. Por un lado, uno de los policías que poseía los explosivos había estado de guardia en la comisaría de Vallecas -donde apareció la polémica mochila- la noche antes del atentado y, por otro, el lugar donde el confidente de los policías se había hecho con los explosivos se encontraba sospechosamente cerca del local donde los presuntos autores de la masacre se inmolaron pocos días después del trágico atentado. La conexión, para el diario, volvía a estar "probada", aunque fuera con unas pistas totalmente distintas a los anteriores intentos del diario de Pedro J. Ramírez.
Periodismo de coincidencias
Manuel Rico, subdirector de la revista Tiempo, calificaba el periodismo desempeñado por el diario El Mundo, como un "periodismo de coincidencias" y analizaba la pataleta del director del periódico tras el auto del titular del Juzgado de Instrucción número 6, Juan del Olmo, que había decretado el encarcelamiento de sus policías confidentes. Pedro J. Ramírez arguía que los detenidos habían sido apresados, principalmente, por haber contactado con el diario El Mundo, con lo que el periodista insinuaba una trama de persecución judicial a su periódico, por supuesto, garante de una verdad que no se estaría dejando salir a la luz. Ante estas declaraciones, Manuel Rico, autor de periodismo incendiario, afirmaba que "no merece la pena perder demasiadas líneas explicando que los policías no están en la cárcel por 'hablar con un periódico', sino por cometer presuntamente un delito que está castigado en el Código Penal".
Una vergüenza
Con más gravedad, Rico concluía con que "El Mundo prostituyó las más elementales normas éticas de la profesión al intentar relacionar a los policías corruptos con el 11-M". El periodista calificaba de "vergüenza absoluta para la profesión periodística" el trabajo realizado por El Mundo, pero intentaba desvincular a los trabajadores del periódico de los desmanes de su director, al afirmar que "buena parte de los trabajadores de El Mundo se avergüenzan a diario del agujero negro donde les quiere meter el señor de la pileta (en referencia a su piscina ilegal)".
Acebes, con Pedro J.
Por su parte, Nacho Escolar recordaba en su bitácora las declaraciones de Ángel Acebes -de las que informó puntualmente ayer elplural.com- que, al afirmar que "en una democracia no se puede perseguir a la oposición ni a los periodistas o a cualquiera que exija transparencia y verdad sobre un asunto, o simplemente discrepe" hacía el juego a El Mundo para que figurara como un diario desinteresado y a la búsqueda de la verdad, pero perseguido por la represión y la censura. El carácter obstruccionista y semiautoritario del Gobierno volvía a ser insinuado por los "halcones" del PP y sus medios afines.
Pedro J. seguirá
Por su parte, Íñigo Sáenz de Ugarte afirmaba en su blog comprender que el director de El Mundo pudiera estar enfadado ya que "si meten en la cárcel a sus fuentes del 11-M, van a tener que inventárselo todo para seguir tirando del hilo de los agujeros negros".
El "sheriff"
Juan Varela recordaba el nombre que, en sus conversaciones con los policías confidentes, el periodista del diario El Mundo daba a su director: el "sheriff" , y cuestionaba ampliamente el asunto del "chivatazo" a ETA, en el que Pedro J. ha insistido tanto para defenderse de las acusaciones de manipulación que ha sufrido como consecuencia de la publicación de este último escándalo.

1 comentario:

Una Bohemia dijo...

Yo sólo quiero animar a todo el mundo a bajarse del emule el famoso video antes de que vuelva a eliminarlo su larga mano.

Pedro Jota, por cierto, ¿cuándo me invitas a tu piscina? Prometo ponerme un corsé rojo en lugar del biquini.


http://unabohemia.blogspot.es/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...