31 de octubre de 2006

11 de marzo

Hace 960 noches que Abel no duerme a mi lado.
Nunca imaginé que su muerte fuese a ser revivida en forma de polémica política o mediática cada uno de esos 960 días. Aún sigo quedándome atónita cada vez que gentes con poder le nombran para arremeter contra su particular adversario; pero el colmo llegó ayer, cuando descubrí que algunos usurpadores llamados “peones negros” -seguidores incondicionales de no sé qué emisora de radio- se apropiaron de la fotografía y de un retazo de la vida de Abel –junto con la de los otros 191- con la vil intención de usarlo como logotipo de sus macabras teorías conspirativas sobre el 11 de marzo.
Probablemente estos fanáticos sean los mismos que se atrevieron a pedirnos a las familias de los asesinados, un frío día de diciembre, “que nos metiéramos a nuestros muertos por el culo”. Probablemente su mezquindad se conserve intacta, o incluso se haya multiplicado gracias al incansable goteo de indignidades públicas que rodea todo discurso interesado sobre el mayor atentado terrorista que ha sufrido este país. Pensaba que mi capacidad de indignación ya no podía ser mayor, pero me equivocaba. Y para poder seguir luchando cada día por superar mi propia pérdida, sólo me queda suplicarle a todo aquel que quiera escuchar que nos dejen en paz. Ya es suficiente, dejen de jugar con el sufrimiento ajeno. Nuestro dolor no les pertenece, no les ha pertenecido nunca.
Miriam Carramolino Olivares, Parla (Madrid)

16 comentarios:

IN I Go dijo...

Carlos, te vuelvo a bendecir. Esta vez de verdad.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Gracias, gracias "in I go" pero??

La otra bendición no era también verdadera??

Huyyy......cuando lean los fachas que me bendices...

Saludos y gracias!

In I Go dijo...

La otra fue obligada. Esta es sincera.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Jajaaj...lo sé!

Es un placer In I go!


Saludos

omanero dijo...

La utilización del 11M por parte de cierto partido me da asco.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Es una verguenza que "ese" partido, utilicen el dolor ajeno solo para conseguir réditos electorales.

Es infame.

Espero que con el tiempo se arrepientan de estos actos que insultan la inteligencia y que los ciudadanos, autenticos soberanos, utilicen su derecho legítimo al voto con la inteligencia no con las visceras.

Gracias Oscar!

In I Go dijo...

¿De qué PPartido estáis hablando?

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

In I Go!!

Qué te PPasa en boca? Tienes algún PProblema de dicción?? Deberias PPedir cita para el medico! Te lo dice una PPersona que entiende de esos PProblema

Saludos!

In I Go dijo...

Ex que me dan axco.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Asco??

No me lo creo.....

A mi me dan arcadas!!!

Pero "son lo que son"

Una vez le dije eso a uno de esos y va el inteligente y me dice: "eh! sin insultar!"

Qué concepto tendrán de ellos mismos.....

In I Go dijo...

Zaplana, Acebes, Rajuá, Ansar...

Vomita, Carlos, vomita.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Tú has vomitado ya??


Que mal amigo!!

Todas las potas fuera....

ea!

ajjjjjjjjjjj ujjjjjjjjj AUUAUAUAJJJJJJJJJ

In I Go dijo...

Estaba en ello. Por eso he tardado tanto.

sonia dijo...

Vaya dos ja,ja,j,ja. Malita que me habeis puesto.
Ahora en serio, espero que se acabe de una vez, de utilizar el dolor ajeno. Quizas ellos no pasaron cerca de una de esas notas de despedida del dia siguiente, se te saltaban las lagrimas. Si no conocias a ninguna víctima daba igual, el dolor te llegaba.

In I Go dijo...

Sonia, el que no pasó fui yo. Estaba demasiado lejos. Pero ellos si pasaron (y no sólo ellos), con luz y taquígrafos.

Jesús dijo...

Decía lo mismo en un comentario en mi blog al respecto y lo repito aquí:
Se está intoxicando con hipótesis descabelladas todo el entorno de los atentados del 11-m, y esta mujer tiene todo el derecho a no querer que se utilice su dolor ni el de otras víctimas de forma partidaria.
Eso no es solidaridad, como algunos creen, y venderlo como tal con el único fin de humillar al adversario político, o de tratar de hallar una verdad que justifique errores del pasado es deleznable.
De la misma manera "Piezas" me respondía que el día que Luis del Pino hizo pública una carta abierta a Pilar Manjón quedó meridianamente clara la total carencia de ética y de vergüenza de los peones negros.
Con esto queda dicho todo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...