21 de septiembre de 2006

Acoso escolar

Coincidiendo con las primeras jornadas del curso escolar, se ha difundido un estudio sobre acoso y violencia en los centros educativos con resultados más que alarmantes. A tenor de las conclusiones de ese informe, cuyos autores declaran haberse apoyado en una encuesta a 25.000 alumnos de 7 a 18 años en catorce comunidades autónomas, un 23% de los escolares españoles son víctimas de esa variante de mobbing que existe en colegios públicos y privados.Los datos alcanzan tintes inquietantes al señalar que aquel porcentaje se eleva al 41% entre los que cursan primer curso de Primaria, con siete años, aunque el problema disminuye conforme se avanza en edad.
Los responsables el estudio se muestran incapaces de determinar las causas o circunstancias que agravan este fenómeno en alumnos de siete años por la imposibilidad de encuestar a los de menor edad, aunque los niños del ciclo anterior de enseñanza disponen de suficientes maestros y educadores para observar sus comportamientos. Llama también la atención que frente a semejante cantidad de víctimas del acoso, este informe que dice ser el más completo de Europa sólo detecte un 3% de acosadores sistemáticos y un 39% de esporádicos. Éstas y otras observaciones sobre el estudio, realizado por dos expertos del denominado Instituto de Innovación Educativa y Desarrollo Directivo para la consultora Mobbing Research, han llevado a algunas autoridades educativas a una primera reacción de cautela ante semejante diagnóstico sobre la violencia en las aulas.
Hoy se cumple el segundo aniversario del suicidio del adolescente Jokin, en Fuenterrabía (Guipúzcoa), víctima del acoso sistemático de compañeros de su colegio. Aquel trágico suceso despertó el interés de la opinión pública por un fenómeno real y creciente, repugnante síntoma de la degradación en el ámbito escolar. Hay suficientes indicios de que la violencia física y psicológica en la infancia y adolescencia se descontrola ante la negligencia, en primer término de los padres, y de los profesores. Está en manos de los adultos, según su relación con los menores, educar en valores de respeto, disciplina, comprensión y bondad, para contrarrestar las inclinaciones al desprecio, la prepotencia o la crueldad. Es una labor perentoria y desde una pedagogía responsable, que no necesita interpretaciones alarmistas o sensacionalistas sobre un problema de alta sensibilidad social. Por ello, las autoridades educativas deben pronunciarse cuanto antes sobre la validez científica de la encuesta antes citada y de los resultados que reflejan tal perversidad en las aulas.

5 comentarios:

Isabel dijo...

Yo tengo una niña que este año empezó primaria y con más motivo esta noticia me alarma. Realmente todo empieza en la educación que reciben de los adultos, en casa como algo prioritario y luego profesorado. Yo le hablo y le inculco sobretodo la tolerancia y el respeto ya que para mi es fundamental, sin eso el ser humano es un ser totalmente animal.
Cariños.
Ah!! algo que siempre se me olvida, he visto que eres tauro, ya somos dos! jejeje

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Gracias isabel por tu nueva visita a este mundo!!

Tú y yo sabemos la qu suerte que tenemos por ser TAURO!!

No os corrompais por la envidia...

Besos Isabel!

Anónimo dijo...

Hay que empezar por los padres, pero esta claro que el seguimiento hay que hacerlo en los colegios e institutos y quizás involucrarse un poco más, pero algunos profesores son personas con un trabajo que es explicar la lección y punto y no quieren saber más.
Pero desgraciadamente no son solo los niños las victimas, tambien los profesores y los mismos padres y este es el verdadero problema.

Brixta dijo...

Esto siempre ha existido en los colegios. Al menos a los que yo fui.

Es cierto que ahora pueda haber mas violencia y sea un poco mas exagerado, pero siempre ha estado alli.

Simplemente los medios se hacen reflejo de ello, y por eso parece que hay mas "mobbing" (aqui lo llaman bullying, asi que no se de donde ha salido este termino, porque del ingles, no) escolar.

Es como la violencia de genero o violencia domestica. Siempre ha estado alli.

Me parece muy positivo que se refleje en los medios. El conocimento de la existencia de un problema siempre ayuda a poner solucion.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Tienes razón "anónimo" todos los colectivos deben tenerse en cuenta.



Brixta, estoy de acuerdo, no es un fenómeno nuevo.

Debe seguir insistiendose en ello para que no se nos olvide que existió y existe.

Intentemos que no siga pasando así en el futuro.

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...