24 de agosto de 2006

Amnistia Internacional acusa a Israel de crímenes de guerra en Líbano

La organización Amnistía Internacional (AI)considera que el Ejército israelí atacó deliberadamente infraestructuras civiles en Líbano por lo que no pueden ser considerados como "daños colaterales".
AI ha publicado unas conclusiones que denuncian la estrategia del Ejército hebreo para destruir miles de viviendas, puentes, carreteras plantas de energía y depósitos de agua, entre otras cosas. Estos hechos, en opinión de la organización de derechos humanos, no pueden ser el resultado, como "daños colaterales" de la legítima persecución de objetivos militares, como sostiene el régimen israelí.
Crímes de guerra
"Israel afirma que los ataques contra infraestructuras fueron legítimos, pero es manifiestamente falso. Muchas de las agresiones señaladas en nuestro informe son crímenes de guerra, como ataques indiscriminados y desproporcionados. Existen claros indicios de que la destrucción masiva de plantas de energía y agua, así como de infraestructura de transporte, imprescindible para el reparto de alimentos y otra clase de ayuda humanitaria, fue intencionada y formaba parte de una estrategia militar" aseguró Kate Gilmore, secretaria general adjunta ejecutiva de Amnistía Internacional.
El Gobierno israelí argumenta que sus objetivos eran las posiciones e instalaciones de apoyo de Hezbolá, y que los restantes daños causados en infraestructuras civiles se deben a que Hezbolá utiliza a la población civil como "escudo humano". A lo que Gilmore respondió que el "alcance y escala de los ataques simplemente no hacen creíble la afirmación de Israel de que fueron ‘daños colaterales".
La organización internacional ha pedido a la ONU que investigue urgentemente la conducta de ambas partes en el conflicto con el fin de que los autores de crímines de guerra respondan de sus actos.
AI denunica en su informe la destrucción masiva de barrios y pueblos enteros con población civil. También hablar de bombardeos de puentes en zonas que aparentemente no revestían importancia estratégica. Y por último, ataques a estaciones de bombeo de agua, plantas de tratamiento de agua y supermercados, sin tener en cuenta la prohibición de perseguir objetivos indispensables para la supervivencia de la población civil.

4 comentarios:

sonia dijo...

la guerra ya de por si es un crimen,

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Desde luego, Sonia!

Besos

malayerba dijo...

Llamadme mal pensada, pero parecería que la intención última de Israel era hundir económicamente a Líbano, destruir lo que ha costado quince años empezar a remontar.En todo caso, lo han conseguido.Derrotar a los malos, en cambio, no.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

La derrota d los "malos" quizás no era el objetivo real. Los "malos" siguen y son los verdaderos "ganadores" de la guerra.

Gracias malayerba!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...