29 de septiembre de 2014

No podemos apostarlo todo al turismo

Afortunadamente para todos, somos un país muy rico, tanto por su excelente clima, su impresionante patrimonio monumental y cultural, su historia, sus playas y montañas, su gastronomía, sus hospitalarias y alegres gentes que, unido a la desestabilización política de varios países árabes, está atrayendo a una cuantiosa cantidad de turistas, tanto a la costa como al interior, que están aliviando algo y de forma estacionaria el vergonzante número de parados que padecemos y la economía ruinosa general. 

Que el sol de España no nos ciegue, no podemos apostar todo al turismo, las posibilidades de ingresos se deben diversificar y por eso es más necesaria más que nunca una mayor inversión en I+D+I para que nuestro país no se convierta en una masa laboral precaria de jóvenes, y menos jóvenes, sobradamente preparados trabajando de camareros y limpiadores. 
Aunque quizá, visto lo visto, sea justo eso lo que se pretenda; dos clases: amos y criados.

@CarlosRibanez




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...