30 de octubre de 2012

VERGÜENZA DE PAÍS



Leo con estupor una noticia que con un gran titular “El Gobierno evitará que 120.917 murcianos pasen hambre con el reparto de comida” encabeza la edición digital de La Opinión de Murcia.


¿Si esta es la cifra en la Región de Murcia, cuantos dígitos tendrá la de todo el país? Da miedo pensarlo…


Titular que ya solo por sí da miedo, causa indignación y nos hace ver la cruda y dura realidad de la que aún no somos conscientes los que, de momento, aún tenemos un trabajo que nos permita dar lo básico a nuestras familias.



Cifra que esconde verdaderos dramas humanos: hombres, mujeres,niñ@s, ancian@s que necesitan de esta ayuda para poder comer, mal subsistir, vivir. Cifra que esconde otros dramas: quien no tiene ni para comer quizá antes ha sido desahuciado o malvive en condiciones alejadas de todo aquello que no sea ir a la cola de recogida de alimentos, familias en lo que comer es un autentico lujo, en los que el acceso a la educación se vuelve cuasi imposible por no poder pagar los libros o el acceso a medicamentos básicos porque no los pueden pagar, noticia vergonzante para esta sociedad capitalista salvaje que devora a aquellos que, por las circunstancias que sea se han visto expulsad@s del mercado laboral y han perdido la esperanza de volver a él, una circunstancia, la del empleo, que es básica para vivir y que está reconocida en nuestra Constitución y que ningún Gobierno, sea este del color que sea, ha sido capaz de cumplir.


Momentos en que cada vez la cifra de familias en la que todos sus miembros está en paro es mayor, días, meses y años en el que aumenta y aumenta incesantemente el número de pobres absolutos que deben pasar por la humillación de engrosar estas filas cada vez más largas de los que no tienen ni para comer y justo ahora son momentos en los que los ricos son cada vez más ricos ¿Qué está fallando? Es obvio que el sistema actual es un fracaso, un gran fracaso ¿Alguien aún lo duda?



L@s polític@s, nuestr@s gobernantes deberían sentir vergüenza, deberían salir a la calle con la cabeza gacha y ser ell@s quiénes sintieran la humillación porque estos números demuestran su fracaso absoluto, su inoperancia, su incapacidad. Son ell@s quiénes por dignidad deberían dejar sus cómodos sillones remunerados porque ell@s, son l@s verdader@s culpables y causantes que se esté donde se está y lo que es peor: No hemos llegado aún al momentos más grave y cifras humillantes como ésta seguirán aumentando y ninguno de ell@s se siente responsable y coge la puerta y se va.
  
Vergüenza no debería ser integrante de  esa cifra, vergüenza de país que soporta una casta política incapaz e inhumana y que se jacta de alimentar  a sus propias víctimas.






2 comentarios:

Nicolás dijo...

La auténtica miseria humana se oculta tras los cristales tintados del coche de la viñeta.

Carlos Rodriguez dijo...

Así es Nicolás, así es.... ¡Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...