12 de febrero de 2012

El postre de Rajoy


Ya lo están preparando, porque ya huele a merengue y ya nos han enseñado la masa consistente. Como las capas de una milhoja, con la inconsistencia de su hojaldre, con lo efímero de su azúcar espolvoreada y con la elaboración de un merengue que durará lo que el paladar soberano tarde en degustarlo. Ese es el postre de Rajoy, la reforma laboral, tan dulce para los poderosos pero tan débil para el pueblo. Y como yo no soy golosa porque la rebeldía suele ser más agria y rancia que lo dulcemente impuesto. Y como estoy en proceso de aprendizaje, igual que los estudiantes que tienen que tirar por tierra el dolor de sus codos por la pocaWertgüenza de un ministro que hace y deshace las oposiciones como una milhoja ignorante, necesito que sepa que "lo que luego se hace, luego se deshace, más lo que ha de durar una eternidad, ha de tardar otra en hacerse", y apenas lleva usted 2 meses en el poder y aún no lo he visto con un colectivo de trabajadores para saber qué necesitan reformar. Y he aprendido en El Arte de la Prudencia de Baltasar Gracián que "no puede haber héroe que no tenga algún extremo sublime: las medianías no son asunto de aplauso". La fama va siempre con los primeros, señor Rajoy, nunca se dice "aquel tuvo buenos o malos ministros, sino aquel fue buen o mal artífice", ¿qué cree que está siendo usted?.
Adelante pues con su elección, adelante pues con su examen ministerial, que aunque la democracia le ha de fiar inmortalidad de reputación, la calle espera, Señor Rajoy. A unos se les gastan los oídos de oir mucho dulce en lisonjas, a otros, de escuchar amargo en chismes, y hay quién no sabe vivir sin algún cotidiano sinsabor. Y como dice Gracián, "así como los grandes bocados son para grandes paladares, las materias sublimes para los sublimes genios". Porque estará usted de acuerdo que el que vence no necesita dar satisfacciones, verdad Señor Rajoy. Que es un arte ir contra el arte cuando no se puede de otro modo conseguir la dicha de salir bien. Por eso, mi juventud rebelde me dice sin edulcorante y con paladar amargo que es urgente esta sutileza cuando toca en utilidad del que despierta. Es hora de mostrar gusto, y pasar a mas cuando no baste; ya se que tenemos el NO, vayamos en busca del SI con destreza, que más veces no se consigue porque no se intenta. "Porque más se estima el NO de algunos que el SI de otros, porque un NO dorado satisface más que un SI a secas". Y que queden siempre algunas reliquias de esperanza para que templen lo amargo del negar... yo ya estoy amarga sin el SI de la reforma laboral, y propongo un NO a los que degustan mi rebeldía para decir Basta Ya!!
Lo dulce para que los mandan, lo amargo para los que luchan.

Vanesa Navarro Calero

3 comentarios:

Nicolás dijo...

Ya era hora que la gente empezara a salir a la calle.

Miguel PS | Hinchables Galicia dijo...

Pues parece ser que aún nos queda bastante por ver y sufrir muchas más cosas.
Los rumores de hoy (14 de Febrero) de que se mintió en el déficit, de ser ciertos, tendrían que suponer automáticamente la disolución de las Cámaras y convocatoria de nuevas elecciones.
Un saludo y mi más profunda enhorabuena por el blog.

Eva dijo...

Pues si, asi son las cosas...
Ajo y Agua, como dicen en mi tierra.

Debemos hacer algo de una vez.
Juntos podemos.


Manipulador de Alimentos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...