1 de diciembre de 2010

El fenómeno de la abstención


Nuestra Constitución consagra en su artículo 23 que los ciudadanos tenemos el derecho a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal. Asimismo en el artículo 68 se nos indica que estos representantes son  elegidos por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto, en los términos que establezca la ley.

Es indudable y casi de Perogrullo el expresar que un sistema democrático se basa y es elemento indispensable para su desarrollo en la participación de la ciudadanía mediante su voto. No podemos obviar los que ejercemos alguna responsabilidad que está apareciendo consulta electoral tras consulta un fenómeno no desconocido y totalmente legítimo pero que a mi particularmente me preocupa y no es otro que el de la creciente abstención. Es un hecho irrefutable: El ciudadano, el votante, cada vez acude menos a las urnas a ejercer su derecho.

Existe una clara desafección, un desapego, una falta de estima, desvío o indiferencia, de la que creo, somos culpables principales los políticos que estamos en activo. Somos nosotros los primeros que debemos plantearnos qué hacemos y como lo hacemos: No es la primera vez que cualquier vecino me manifiesta el consabido por repetido: “todos sois lo mismo”, “todos prometéis y lo único que os interesa es el voto” sensaciones así, junto a la falta de percepción del ciudadano de que los políticos intentamos con todo nuestro esfuerzo o sapiencia resolver aquellos problemas que más puedan preocupar a todos, los mensajes contradictorios que a veces lanzamos –según la coyuntura ahora decimos una cosa y después todo lo contrario- los flagrantes casos de corrupción a diestra y siniestra –que no son mayoría, pero son- las luchas intestinas, la reiteración en presentar candidatos eternos que hastían al votante y que es percibida como una falta de alternativa, los suculentos sueldos, desprecio del sistema, etc…. –cada cual, cada abstencionista tiene “su razón”- hacen que el número de ciudadanos que se acerquen al colegio electoral disminuya y disminuya y que se den situaciones dantescas como la ocurrida en las últimas elecciones autonómicas catalanas en las que  partidos encabezados por personajes como Carmen de Mairena saquen más votos que partidos “consolidados” como UPyD, que no deja de ser otra forma de “protestar” del votante que, en este caso, no se abstiene pero que vota…. lo que vota, de forma totalmente legítima indudablemente.

El fenómeno es serio y merece un profundo estudio.

Vale la pena afrontar, con seriedad, este tema. Un parlamento, un consistorio, elegido por una minoría o por unos porcentajes bajos de voto nace cojo y enfermo. Una sociedad en la que la abstención es la nota dominante de unas elecciones está herida de muerte. Hay que proceder, cuanto antes, a curarla, por el bien de todos.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes razón Carlos, por eso yo pienso ejercer mi derecho a participar votando.... en blanco, y espero, por el bien de Murcia y España me acompañen en masa los ciudadanos, y que la clase política sepa ver el toque de atención de los ciudadanos.

NO AL PP-GURTEL DISELO A TUS AMIGOS dijo...

Como no soy politico y ya tengo una edad, en mi blog fui menos educado que usted, y escribi lo que podra leer si sigue l link.

http://noalppgurteldiseloatusamigos.blogspot.com/2010/10/es-la-estupidez-estupido.html

Muchas gracias por escribir desde la CCAA de Murcia y hacernos llegar sus impresiones.

Francisco

Anónimo dijo...

El problema radica en los altos índices de corrupción que ostenta la clase política con una impunidad en algunos casos totalmente increible. Es por ello que los ciudadanos no participan y rompen su relación con esta pantomima en la que se está convirtiendo las relaciones politicas en nuestro país. Deberá aparecer una persona, un partido, una asociación que aune las reclamaciones de la ciudadanía que ahora no están siendo atendidas, que sea Honesta y además como la mujer del César parecerlo. Hasta que eso no ocurra que lo veo difícil....

Anónimo dijo...

Pues tú que eres politico en ejercicio, dinos que haces tú para evitar esta situación? o directamente denuncias una cosa y sigues haciendo lo de todos ? predicar y no dar trigo.

Anónimo dijo...

Lo curioso es que en las elecciones catalanas ha DISMINUIDO la abstención respecto a la anterior convocatoria y que el voto a la derecha ha aumentado. Igual que ocurre en Murcia, que a mayores porcentajes de voto, mejores resultados para la derecha. El mantra progresista de que la abstención le perjudica es claramente mentira.

Anónimo dijo...

El fenómeno de la ABSTENCIÓN hace años que dí mi primer "toque de atención" a la "clase política", tras los resultados electorales que se dieron en algunos Estados de Norteamérica. Dije entonces -y ahora mantengo con más rigor aún, tras comprobar la realidad- que era un primer signo de que los políticos debían cambiar el "chic" y prestar máa atención a los problemas del ciudadano o, por el contrario, la ABSTENCIÓN en las votaciones acabaría IMPONIÉNDOSE. Esto es, que por mucha Ley Electoral que aunque registre una mayoría aplastante con los votos de una minonría participante, si se diera una ABSTENCIÓN del 90 por ciento, ¿con qué vergüenza iba a gobernar un partido político? La corrupción (y el no adoptar decisiones tajantes de INTOLERANCIA CERO con ella), el "todo vale" para lograr un fin o un gobierno (y comportarse como una auténtica máquina depredadora, sin importarte las instituciones del Estado colocándolas en un verdadero peligro o pasando de los auténticos problemas del ciudadano) o la "utilización" de cierta información por los cargos para tus fines personales sin que por ello, la Justicia te meta "mano" y pagues (comno cualquiera de nosotros lo haríamos por cometer actos delictivos), además de devolver TODO EL DINERO QUE TE HAYAS LLEVADO POR "LA CARA", eso y solamente eso, ES LO QUE HA HECHO AUMENTAR LA ABSTENCIÓN. Porque el VOTO EN BLANCO es otra opción, pero igualmente inútil para los políticos en general ((entiéndase, los intereses de los partidos). En consecuencia -y sabiendo que sería totalmente inútil el adoptar la opción del VOTO EN BLANCO-, los votantes, cada vez más, optan por LA ABSTENCIÓN. Es decir, ME AHORRO LA MOLESTIA QUE SUPONE IR A VOTAR EN UN DÍA FESTIVO Y, ENCIMA, TENER QUE HACER COLA SI ACUDO A UNA HORA EN LA QUE LA MAYORÍA HACE LO PROPIO. Ellos "pasan" de mis problemas, pues yo "paso" de ellos y que los vote... Esa es, a mi corto entender, la auténtica realidad. Y a fecha de hoy, con tanto parado, con tantas familias desesperadas y desamparadas mientras la clase política dicen que se ha bajado el sueldo, pero a pesar de ello continúa viviendo a "cuerpo de Rey", pues es, cuando menos, ABSOLUTAMENTE INMORAL que los políticos sigan manteniendo ese "status" con la que está cayendo. Al menos, ese es mi punto de vista desde la observación de la vida. Un abrazo, amigo.

Anónimo dijo...

El fenómeno de la ABSTENCIÓN hace años que dí mi primer "toque de atención" a la "clase política", tras los resultados electorales que se dieron en algunos Estados de Norteamérica. Dije entonces -y ahora mantengo con más rigor aún, tras comprobar la realidad- que era un primer signo de que los políticos debían cambiar el "chic" y prestar máa atención a los problemas del ciudadano o, por el contrario, la ABSTENCIÓN en las votaciones acabaría IMPONIÉNDOSE. Esto es, que por mucha Ley Electoral que aunque registre una mayoría aplastante con los votos de una minonría participante, si se diera una ABSTENCIÓN del 90 por ciento, ¿con qué vergüenza iba a gobernar un partido político? La corrupción (y el no adoptar decisiones tajantes de INTOLERANCIA CERO con ella), el "todo vale" para lograr un fin o un gobierno (y comportarse como una auténtica máquina depredadora, sin importarte las instituciones del Estado colocándolas en un verdadero peligro o pasando de los auténticos problemas del ciudadano) o la "utilización" de cierta información por los cargos para tus fines personales sin que por ello, la Justicia te meta "mano" y pagues (comno cualquiera de nosotros lo haríamos por cometer actos delictivos), además de devolver TODO EL DINERO QUE TE HAYAS LLEVADO POR "LA CARA", eso y solamente eso, ES LO QUE HA HECHO AUMENTAR LA ABSTENCIÓN. Porque el VOTO EN BLANCO es otra opción, pero igualmente inútil para los políticos en general ((entiéndase, los intereses de los partidos). En consecuencia -y sabiendo que sería totalmente inútil el adoptar la opción del VOTO EN BLANCO-, los votantes, cada vez más, optan por LA ABSTENCIÓN. Es decir, ME AHORRO LA MOLESTIA QUE SUPONE IR A VOTAR EN UN DÍA FESTIVO Y, ENCIMA, TENER QUE HACER COLA SI ACUDO A UNA HORA EN LA QUE LA MAYORÍA HACE LO PROPIO. Ellos "pasan" de mis problemas, pues yo "paso" de ellos y que los vote... Esa es, a mi corto entender, la auténtica realidad. Y a fecha de hoy, con tanto parado, con tantas familias desesperadas y desamparadas mientras la clase política dicen que se ha bajado el sueldo, pero a pesar de ello continúa viviendo a "cuerpo de Rey", pues es, cuando menos, ABSOLUTAMENTE INMORAL que los políticos sigan manteniendo ese "status" con la que está cayendo. Al menos, ese es mi punto de vista desde la observación de la vida. Un abrazo, amigo.

Anónimo dijo...

El fenómeno de la ABSTENCIÓN hace años que dí mi primer "toque de atención" a la "clase política", tras los resultados electorales que se dieron en algunos Estados de Norteamérica. Dije entonces -y ahora mantengo con más rigor aún, tras comprobar la realidad- que era un primer signo de que los políticos debían cambiar el "chic" y prestar máa atención a los problemas del ciudadano o, por el contrario, la ABSTENCIÓN en las votaciones acabaría IMPONIÉNDOSE. Esto es, que por mucha Ley Electoral que aunque registre una mayoría aplastante con los votos de una minonría participante, si se diera una ABSTENCIÓN del 90 por ciento, ¿con qué vergüenza iba a gobernar un partido político? La corrupción (y el no adoptar decisiones tajantes de INTOLERANCIA CERO con ella), el "todo vale" para lograr un fin o un gobierno (y comportarse como una auténtica máquina depredadora, sin importarte las instituciones del Estado colocándolas en un verdadero peligro o pasando de los auténticos problemas del ciudadano) o la "utilización" de cierta información por los cargos para tus fines personales sin que por ello, la Justicia te meta "mano" y pagues (comno cualquiera de nosotros lo haríamos por cometer actos delictivos), además de devolver TODO EL DINERO QUE TE HAYAS LLEVADO POR "LA CARA", eso y solamente eso, ES LO QUE HA HECHO AUMENTAR LA ABSTENCIÓN. Porque el VOTO EN BLANCO es otra opción, pero igualmente inútil para los políticos en general ((entiéndase, los intereses de los partidos). En consecuencia -y sabiendo que sería totalmente inútil el adoptar la opción del VOTO EN BLANCO-, los votantes, cada vez más, optan por LA ABSTENCIÓN. Es decir, ME AHORRO LA MOLESTIA QUE SUPONE IR A VOTAR EN UN DÍA FESTIVO Y, ENCIMA, TENER QUE HACER COLA SI ACUDO A UNA HORA EN LA QUE LA MAYORÍA HACE LO PROPIO. Ellos "pasan" de mis problemas, pues yo "paso" de ellos y que los vote... Esa es, a mi corto entender, la auténtica realidad. Y a fecha de hoy, con tanto parado, con tantas familias desesperadas y desamparadas mientras la clase política dicen que se ha bajado el sueldo, pero a pesar de ello continúa viviendo a "cuerpo de Rey", pues es, cuando menos, ABSOLUTAMENTE INMORAL que los políticos sigan manteniendo ese "status" con la que está cayendo. Al menos, ese es mi punto de vista desde la observación de la vida. Un abrazo, amigo.

Anónimo dijo...

El fenómeno de la ABSTENCIÓN hace años que dí mi primer "toque de atención" a la "clase política", tras los resultados electorales que se dieron en algunos Estados de Norteamérica. Dije entonces -y ahora mantengo con más rigor aún, tras comprobar la realidad- que era un primer signo de que los políticos debían cambiar el "chic" y prestar máa atención a los problemas del ciudadano o, por el contrario, la ABSTENCIÓN en las votaciones acabaría IMPONIÉNDOSE. Esto es, que por mucha Ley Electoral que aunque registre una mayoría aplastante con los votos de una minonría participante, si se diera una ABSTENCIÓN del 90 por ciento, ¿con qué vergüenza iba a gobernar un partido político? La corrupción (y el no adoptar decisiones tajantes de INTOLERANCIA CERO con ella), el "todo vale" para lograr un fin o un gobierno (y comportarse como una auténtica máquina depredadora, sin importarte las instituciones del Estado colocándolas en un verdadero peligro o pasando de los auténticos problemas del ciudadano) o la "utilización" de cierta información por los cargos para tus fines personales sin que por ello, la Justicia te meta "mano" y pagues (comno cualquiera de nosotros lo haríamos por cometer actos delictivos), además de devolver TODO EL DINERO QUE TE HAYAS LLEVADO POR "LA CARA", eso y solamente eso, ES LO QUE HA HECHO AUMENTAR LA ABSTENCIÓN. Porque el VOTO EN BLANCO es otra opción, pero igualmente inútil para los políticos en general ((entiéndase, los intereses de los partidos). En consecuencia -y sabiendo que sería totalmente inútil el adoptar la opción del VOTO EN BLANCO-, los votantes, cada vez más, optan por LA ABSTENCIÓN. Es decir, ME AHORRO LA MOLESTIA QUE SUPONE IR A VOTAR EN UN DÍA FESTIVO Y, ENCIMA, TENER QUE HACER COLA SI ACUDO A UNA HORA EN LA QUE LA MAYORÍA HACE LO PROPIO. Ellos "pasan" de mis problemas, pues yo "paso" de ellos y que los vote... Esa es, a mi corto entender, la auténtica realidad. Y a fecha de hoy, con tanto parado, con tantas familias desesperadas y desamparadas mientras la clase política dicen que se ha bajado el sueldo, pero a pesar de ello continúa viviendo a "cuerpo de Rey", pues es, cuando menos, ABSOLUTAMENTE INMORAL que los políticos sigan manteniendo ese "status" con la que está cayendo. Al menos, ese es mi punto de vista desde la observación de la vida. Un abrazo, amigo.

Anónimo dijo...

El fenómeno de la ABSTENCIÓN hace años que dí mi primer "toque de atención" a la "clase política", tras los resultados electorales que se dieron en algunos Estados de Norteamérica. Dije entonces -y ahora mantengo con más rigor aún, tras comprobar la realidad- que era un primer signo de que los políticos debían cambiar el "chic" y prestar máa atención a los problemas del ciudadano o, por el contrario, la ABSTENCIÓN en las votaciones acabaría IMPONIÉNDOSE. Esto es, que por mucha Ley Electoral que aunque registre una mayoría aplastante con los votos de una minonría participante, si se diera una ABSTENCIÓN del 90 por ciento, ¿con qué vergüenza iba a gobernar un partido político? La corrupción (y el no adoptar decisiones tajantes de INTOLERANCIA CERO con ella), el "todo vale" para lograr un fin o un gobierno (y comportarse como una auténtica máquina depredadora, sin importarte las instituciones del Estado colocándolas en un verdadero peligro o pasando de los auténticos problemas del ciudadano) o la "utilización" de cierta información por los cargos para tus fines personales sin que por ello, la Justicia te meta "mano" y pagues (comno cualquiera de nosotros lo haríamos por cometer actos delictivos), además de devolver TODO EL DINERO QUE TE HAYAS LLEVADO POR "LA CARA", eso y solamente eso, ES LO QUE HA HECHO AUMENTAR LA ABSTENCIÓN. Porque el VOTO EN BLANCO es otra opción, pero igualmente inútil para los políticos en general ((entiéndase, los intereses de los partidos). En consecuencia -y sabiendo que sería totalmente inútil el adoptar la opción del VOTO EN BLANCO-, los votantes, cada vez más, optan por LA ABSTENCIÓN. Es decir, ME AHORRO LA MOLESTIA QUE SUPONE IR A VOTAR EN UN DÍA FESTIVO Y, ENCIMA, TENER QUE HACER COLA SI ACUDO A UNA HORA EN LA QUE LA MAYORÍA HACE LO PROPIO. Ellos "pasan" de mis problemas, pues yo "paso" de ellos y que los vote... Esa es, a mi corto entender, la auténtica realidad. Y a fecha de hoy, con tanto parado, con tantas familias desesperadas y desamparadas mientras la clase política dicen que se ha bajado el sueldo, pero a pesar de ello continúa viviendo a "cuerpo de Rey", pues es, cuando menos, ABSOLUTAMENTE INMORAL que los políticos sigan manteniendo ese "status" con la que está cayendo. Al menos, ese es mi punto de vista desde la observación de la vida. Un abrazo, amigo.

Anónimo dijo...

Los jovenes dijeron: Zapatero, no nos falles. Y se sienten enganados. Rajoy solo pide elecciones anticipadas. Los Gurtel, impunes, se volveran a presentar a las elecciones. Los sindicatos actuan a destiempo y equivocadamente. Los restantes paises de Europa que han tomado las mismas medicas economicas de Espana siquen igual o peor. No hay una alternativa a la que votar que realmente vaya a solucionar los problemas. ?Que hacer entonces? ?Salir a la calle en batalla campal como en el Reino Unido? Es mas comodo pasar de todo y ya se arreglan las cosas algun dia...

Anónimo dijo...

Por cierto, lo de los SINDICATOS DENOMINADOS "DE CLASE" es otra de lo mismo. Desde hace años, las centrales mayoritarias españolas (a saber, UGT y CC.OO.) deberían haber cambiado su discurso, su chic y su manera de encarar la acción sindical para DEFENDER A LOS TRABAJADORES, ya que ESA ES SU ÚNICA FUNCIÓN EN EL CONTEXTO SOCIAL Y POLÍTICO. Las centrales sindicales NO TIENEN QUE HACER POLÍTICA COMO SI DE UN PARTIDO AL USO SE TRATARA. Las centrales sindicales lo que tienen encomendado es LA DEFENSA Y MEJORA DE LAS CONDICIONES DE TRABAJO Y LA INTERLOCUCIÓN LEGAL DE LOS TRABAJADORES CON LOS EMPRESARIOS. Punto. El estar HACIENDO POLÍTICA les está llevando a un cada vez más acusado ABANDONO DEL TRABAJADOR de esos sindicatos "de clase", para conformar un SINDICATO PROFESIONAL. A las realidades me remito. Es más, unos días atrás, se pudo leer en Prensa que "los trabajadores, en general, vienen optando en los últimos tiempos por unos sindicatos profesionales, que defiendan realmente sus intereses laborales y sociales en el mundo laboral". Esto quiere decir que los "de clase" están perdiendo, con mayor o menor velocidad, afiliación y en consecucneica y para las próximas citas electorales sindicales, se traducirá en menos delegados para ellos y más representación de esos denominados "profesionales". Ellos, al igual que la clase y partidos políticos, también deberían hacer un examen a fondo de su situación y discurso, enmendarse y regresar a su verdadera función: DEFENDER AL TRABAJADOR. La política, el que lo desee, para los partidos políticos, que para eso están.

Nicolás dijo...

En el fondo Carmen de Mairena no engaña a nadie. Los otros... bueno... en fin. Ni te cuento como tengo hoy el cuerpo. La mala lecha destila a sus anchas.

Facebook Argentina dijo...

Muchos de los votantes al tener solo los candidatos que la prensa marketea opta por el voto en Blanco que no esta mal de todo pero tampoco ayuda a una solucion.

saludos

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el articulo, saludos desde Chile!
casino

lgn prosperity dijo...

Si yo tambien creo que vale la pena abordar temas tan interesantes como estos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...