27 de marzo de 2009

La alcaldesa de Cartagena sacrifica a Pérez Abellán pero salva a Agustín Guillén que fue el que autorizó las adjudicaciones

La alcaldesa de Cartagena, Pilar Barreiro, ha anunciado esta mañana que acepta la renuncia al cargo del concejal de Vía Pública y Seguridad Ciudadana, Enrique Pérez Abellán, quien recomendó el nombre de su hijo, Enrique Pérez Blaya, para adjudicarle ocho contratos del Fondo Estatal de Inversión Local (Plan Zapatero) por valor de 52.000 euros.


"Enrique asumió las consecuencias políticas de recomendar a su hijo y, el lunes, puso su cargo a mi disposición. Y, como los ciudadanos de Cartagena tienen derecho a saber que el gobierno municipal busca el interés general, y mi obligación es buscar sólo ese interés, acepto su renuncia", ha dicho Barreiro en una rueda de prensa convocada de forma urgente. Barreiro ha señalado que no hay "rastro de ilegalidad", pero sí una irresponsabilidad política.


Es "una de las decisiones más dolorosas" de su carrera política, ha admitido, y ha elogiado así la figura política de Pérez Abellán: "Ha trabajado por el municipio mil veces más que los que estos días se han apresurado a pedir su dimisión".


Además, ha rechazado destituir a Agustín o dimitir ella misma, como le ha pedido el PSOE, porque "el hijo es de Enrique, él es quien propuso su nombre y él es quien ha asumido la responsablidad y ha puesto su cargo a mi disposición".


La alcaldesa ha señalado varias veces que se va el que "asume su responsabilidad", algo que sin embargo hizo el primero Guillén desde su cargo de coordinador del Plan ZP.


Barreiro ha respondido que conoció la situación "hace poco", pero se ha negado a precisar desde cuándo. En su opinión, "es algo irrelevante".


El área de Vía Pública la asume José Vicente Albaladejo, quien la suma a Infraestructuras; Javier Hererro, concejal de Turismo, Comercio y Juventud añade la responsabilidad de Seguridad Ciudadana.


Pérez Abellán decidirá ahora si renuncia a su acta de concejal, lo que parece probable, o se va al Grupo Míxto. Si abandona el Pleno del Ayuntamiento, su puesto en el Grupo Municipal del Partido Popular lo ocupará Ruth María Collado, candidata número 18 de la lista electoral de este partido.

laverdad.es

6 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

He suprimido estos 4 comentarios anónimos en los que se pedían dimisiones varias de un miembro del PSOE (la mía) y otra de un miembro del PP y en la que también se hacían menciones de personas en concreto, con nombre y apellidos, alejadas de la política.

Eran tanto comentarios a favor como en contra, pero quien quiera comentar en ese tono y de ese tema que lo haga en otros sitios que seguro que es recibido con los brazos abiertos.

Gracias

Anónimo dijo...

Inquietud por una situación de crisis en el gobierno municipal que parecía zanjada y que se está convirtiendo en un problema de imagen para el Partido Popular, en especial en su granero de votos en la zona rural. Y temor ante un posible escenario que sería muy comprometido para el grupo municipal que encabeza la alcaldesa, Pilar Barreiro: ver cómo un importante concejal se pasa a la oposición. Ésas son las dos sensaciones que cunden desde el viernes en el Ejecutivo y el PP de Cartagena por las resistencias de Enrique Pérez Abellán a entregar su acta de edil después de que Barreiro le haya destituido por recomendar a su hijo para los contratos del Fondo Estatal de Inversión Local (Plan España o Plan Zapatero).

Responsables del equipo de Barreiro y cargos, militantes y simpatizantes populares no salen de su asombro ante la reacción de Abellán, porque fue él mismo quien puso su cargo de responsable de Seguridad Ciudadana y Vía Pública a disposición de la alcaldesa tres días después de que el concejal del PSOE Juan Luis Martínez, primero, y la portavoz socialista Caridad Rives, horas después, sacaron a la luz los favores a su hijo.

Abellán dio la la cara el lunes y admitió que «sugirió» el nombre de su hijo como ingeniero para redactar proyectos y dirigir obras de reforma de calles. El vicealcalde, Agustín Guillén, había recibido ya una lluvia de críticas y peticiones de dimisión tras cubrirle las espaldas y asumir como propio el «error» y la «torpeza política» de las adjudicaciones.

Sorprendido y dolido
Eso sí, Guillén se tragó el sapo tras haber dado información al grupo municipal del PSOE sobre los contratos diez días antes y no habérselo dicho a Barreiro hasta que el concejal socialista Juan Luis Martínez denunció las anomalías en La Verdad.

En todo caso, Abellán se resistió tres días a dar explicaciones públicas, a pesar de que incluso su hijo, Enrique Pérez Blaya, dimitió como presidente de la Junta Vecinal de Pozo Estrecho «para no dañar al gobierno y al PP», partido que lo designó para ese cargo público.

Y ahora, sorprendido y molesto con una decisión de la alcaldesa que no esperaba tras dieciocho años en el Ayuntamiento y catorce en el gobierno, parece empeñado en no dar su brazo a torcer. Y mantiene en suspense si renuncia al acta de edil, que según las normas electorales es suya y no del partido.

Evitar apoyos públicos
La mantiene a pesar de que el viernes el presidente local del PP, Francisco Celdrán, le llamó para reclamarle que tuviera una actitud «responsable y coherente», según confirmó el vicesecretario de comunicación del PP, Joaquín Segado.

Las muestras de apoyo al concejal que más simpatías despierta a nivel popular han ido en aumento en los últimos días, y en la sede local del PP han recibido numerosas llamadas pidiendo su continuidad.

Abellán se ve arropado por las adhesiones oficiales y extraoficiales de particulares, colectivos y asociaciones vecinales, sobre todo de la zona norte. El mismo día en que Barreiro anunciaba que Abellán debía «salir» de su gobierno por su irregular comportamiento moral, la Asociación de Vecinos de La Puebla registraba en el consistorio un escrito de apoyo al concejal.

En el partido tienen previsto hoy convencer al edil de Pozo Estrecho para que entregue mañana su acta. Quieren evitar que más allá de que Pérez Abellán evidencie su malestar con Pilar Barreiro algún colectivo le dé apoyo públicamente. Nada conviene menos al PP que otro desgaste a menos de dos meses de las elecciones europeas, que encara convencido del castigo que sufrirán el PSOE y Zapatero por la crisis económica.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...