26 de enero de 2009

"Dime de qué presumes y te diré de qué careces"

En un reciente artículo de opinión publicado en el diario La Vedad el consejero Salvador Marín nos participaba de sus reflexiones sobre la crisis, al mismo tiempo que nos instruía en política económica, pretendiendo además lanzar balones fuera como que la cosa no fuera con él o con su responsabilidad de gobierno. Véase una de sus reflexiones: «En tiempos de crisis es necesario un gran consenso y liderazgo, de lo contrario la economía y, por tanto, la empresa, el empleo y en definitiva la sociedad, no avanza». O que «debe existir claridad de ideas, planificación, disciplina y consistencia en la ejecución de la política económica y una adecuada coordinación de todos los agentes implicados». Y la mayor, «desde el Gobierno de la Región de Murcia se han puesto en marcha las políticas que le corresponde, pero el Gobierno de la nación...».


¡Que no consejero, que no! Tras leer sus elucubraciones mentales se deduce que le gusta el Plan E del Gobierno de España, pero... ¡ay, amigo! Reclama usted consenso y remar en la misma dirección. Resulta curioso cómo reclama a los demás lo que ustedes son incapaces de hacer.

¡Empiece a adoctrinar a su entorno más cercano, por favor!

Para empezar tengo que recordarle que cuando se llega a un cargo político se asumen las directrices políticas del partido que sustenta a ese Gobierno y también el pasado del partido. Por ello, sería bueno que reflexionara sobre las medidas que con ocasión de una crisis nimia en comparación con la actual, el Gobierno de Aznar respondió con un decretazo y recortes de derechos a trabajadores, parados y pensionistas que acabaron con un ministro cesado y una sentencia inequívoca del Tribunal Constitucional. Y todo ello, sin participación de sindicatos, ni del Parlamento de España, ni por supuesto las comunidades autónomas. Las comunidades regidas por el Partido Popular además, con su silencio cómplice, se hicieron corresponsables de un decretazo que llevó a una huelga general. Quizás el consejero haya olvidado estos pequeños detalles.


Bastaría con contarle, por si lo desconoce, que el actual Plan Estratégico del que presume en su artículo, contempla en uno de sus puntos el compromiso del Ejecutivo de llevarlo al Consejo Económico y Social y al Parlamento regional para dotarle de la pluralidad y el consenso político que reclama a los planes del Gobierno de España. La realidad es que ese Plan se presentó públicamente en julio de 2006 y, desde entonces, los miembros del Consejo, sindicatos, empresarios, economía social, usuarios, organizaciones agrarias y expertos, esperan su remisión. Por supuesto también se ha incumplido con el Parlamento.


Dice que no le parece adecuado anunciar una y otra vez las mismas medidas. No debería mirar al Gobierno de Zapatero. Sólo tiene que asomarse a nuestra querida Comunidad y repasar las hemerotecas para saber que el
Gobierno al que pertenece es el de los anuncios humo repetidos hasta la saciedad, anuncios de inversiones que nunca llegan, pero que muchos ciudadanos deben estar convencidos de que están realizadas de las veces que nos las han presentado. Proyectos que en alguno de los casos los va a tener que ejecutar usted, señor: Marín y que es posible haya pensado antes que eran una realidad.


Más grave es acordar con el Gobierno de España, firmar protocolos en materia de viviendas, infraestructuras, educación, sanidad, sociedad de la información y un largo etcétera, para cuando el Gobierno socialista está cumpliendo al pie de la letra dichos compromisos, lanzar campañas orquestadas desdiciéndose y exigiendo nuevas inversiones.


Es, además, insólito que un representante político hable de falta de participación y de consenso político de los planes del Estado, obviando que la mayoría de las medidas han sido apoyadas por todos, incluido el propio Partido Popular.


Como consejero, además de darnos lecciones de qué es la política económica con simples definiciones que se pueden consultar en los manuales más básicos, debería conocer que las comunidades autónomas son Estado, porque así lo establece nuestra Constitución, y que el papel que corresponde a sus gobiernos no es el de hacer oposición al Gobierno de España, reservándolo a los representantes de los partidos políticos elegidos democráticamente en las elecciones.


Sabe, además, que para afrontar la crisis, en nuestra Región necesitamos de un cambio de formas de gobernar, lejos de la alegría generalizada que ha vivido pasivamente el Gobierno regional del que ahora forma parte. Y creíamos, ingenuamente, que con ese aire fresco de recién llegado podría ayudar a esta Región, como así se lo dijimos en la Asamblea Regional con motivo del debate presupuestario y con los cien días de gracia para su gestión.


Señor consejero, es muy pronto para que ya vislumbremos que se ha dejado seducir por un modelo caduco. Cambie de chip, gestione sus competencias y respete los ámbitos políticos. Si después de transcurridos cien días desde que llegó, ésas son sus aportaciones, apaga y vámonos.


JOSÉ MANUEL SANES

2 comentarios:

Seguro hogar dijo...

Es bien cierto el refrán que encabeza el artículo. Generalmente en todos los ámbitos pero especialmente en el político, es más real esta tendencia.
A los políticos les enseñan a mentir, a decir las cosas de una manera concreta que parezca que es cierto, pero después nunca es así y nunca ocurren las cosas tal y cómo ellos dicen.
Sin duda,una vez más te das cuenta como la hipocresía en la política como en la vida real es algo tangible.

Seguro del hogar
http://www.elsegurodelhogar.es

Ulukai dijo...

¿es usted capaz de aportar algo, como político y afiliado a un partido, que no sea la simple exaltación del odio al contrario?

A lo mejor, si ustedes trabajaran por algo que no sea "los anteriores son unos tal, unos cual" y pusieran el mismo enfasis en mirar hacia delante en vez de estar mirando hacia atras, no se darían tantas veces contra la viga del ridículo y que, los que queremos oir soluciones, no nos avegüence a los que queremos escuchar propuestas e ideas, no soflamas extraidas del buen libro contra todo el que no piense como yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...