13 de diciembre de 2007

Improcedente despido (Aberrante hostigamiento)

Cuando hoy me siento a elaborar este escrito, con la esperanza de sacarlo a la luz pública, no sólo pienso en Ana María Molina López, también pienso en todos aquellos que, desde la Administración Pública, vieron como por una manifiesta diferencia ideológica con el grupo político que ostentaba el poder, lo cual no debiera significar sino un hermoso motivo de pertenecer a una sociedad plural y diversa, el trabajo que vinieron desempeñando, durante años, se les negó y fueron despedidos, habiéndose despreciado todas y cada una de las reglamentaciones básicas que regulan, por Ley, el Empleo Público; y lo que es peor, habiendo despreciado el potencial humano y profesional de estas personas.

Ana María, a la que todos conocemos por May, ha desempeñado durante más de ocho años el cargo de Técnico Auxiliar de Turismo del Ayuntamiento de Cehegín. Por las características de esa actividad, se entiende que la persona encargada de llevarla a cabo ha de tener no sólo conocimientos amplios sobre todos y cada uno de los aspectos a considerar en esta materia, es decir: Historia, Arquitectura, Naturaleza, Cultura, Arte, Costumbres, Folclore, etc., además, es importante que la persona en cuestión, por su carácter, su simpatía y el modo de relacionarse con los demás, cree ambientes distendidos entre aquellas personas que demanden sus servicios. Todo ello revierte positivamente hacia la localidad que presta un servicio de estas características. Tras su largo periplo, desempeñando la citada labor en la Oficina de Turismo de Cehegín, salvo malintencionados viscerales, nadie ponía en duda esas capacidades en May: unas, producto de su formación; otras, derivadas de la experiencia; y, las hay que no se adquieren a través de la formación ni de la experiencia, como son aquellas que acompañan a cada ser humano y que conforman su carácter. Considerando que algunos de los que hoy leéis este escrito, en otros pueblos y ciudades de nuestra Región, es posible que en algún momento, durante los últimos nueve años, hayáis entrado en contacto con May, visitando Cehegín y su Oficina de Turismo, no os será difícil recordar esas características profesionales y humanas a las que me refiero. Pues bien, ese bagaje no parece importarles a los gestores municipales de Cehegín. El pasado día 7 de septiembre, May, recibió la comunicación de la extinción de su contrato indefinido, sin que se haya notificado esa decisión al Comité de Empresa, cuya presidenta es May, como es de obligado cumplimiento para que el mismo hubiese elaborado un informe previo con el fin de analizar la justificación de tal despido. Ya con anterioridad, hace casi cinco años, al poco de llegar el actual equipo de Gobierno al Ayuntamiento de Cehegín, May fue despedida; aunque entonces, tras diversas reclamaciones, al carecer el despido de sustento legal, hubo de ser readmitida. Ahora, tras las últimas elecciones municipales, con la victoria de este mismo grupo político, el PP, se pone de manifiesto una de sus consignas más repetidas, según la cual, su mayoría electoral les habilita para actuar como deseen, y no entienden que, en democracia, una mayoría, por grande que sea, no es un cheque en blanco para saltarse las leyes a su antojo.

De ese vil entramado, tal vez, lo peor no sea el improcedente despido; lo peor, según me contaba May, han sido los años de hostigamiento que ha soportado por parte de los mismos que han decidido prescindir, caprichosamente, de sus servicios. Nada más aberrante y despreciable que el acoso moral. Me rebelo contra las injusticias, pero, ante el acoso moral me planto de frente contra todos aquellos indignos seres humanos que lo practican.

Santos López Giménez

4 comentarios:

Anónimo dijo...

habra una demanda pidiendo la nulidad del despido no su improcedencia. Verdad ?

http://www.enfoca.es dijo...

Creo que deberías quitar lo de la frase célebre porque no controlas su contenido y se puede malinterpretar. Hoy, por ejemplo tienes una de Oscar Wilde: "La única manera en que un hombre debe comportarse con una mujer es: haciendo el amor con ella, si es bonita, o con otra, si es fea.
". En fin, no creo que sea tu pensamiento precisamente.

Ana dijo...

Santos, no nos cuentas como consiguio ese puesto en el ayuntamiento. ¿Fue por oposicion?
¿Verdad?

Anónimo dijo...

La plaza la consiguio por oposición, por supuesto

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...