27 de junio de 2007

Contra la igualdad

Hay ciertos designios que la derecha no patrocina pero que, por un cúmulo de razones morales y sobre todo políticas, no puede combatir una vez adoptados. A esta categoría pertenecieron en el pasado las leyes del divorcio y el aborto. Y en la presente legislatura, la reforma del Código Civil para permitir el matrimonio entre homosexuales y el establecimiento de la discriminación positiva a favor de la mujer en las listas electorales establecida por la Ley de Igualdad.

En ambos casos, sin embargo, el PP ha presentado sendos recursos de inconstitucionalidad. Recursos que no sólo enemistan al centro-derecha con los sectores más movilizados y políticamente activos de ambos colectivos concernidos -homosexuales y mujeres-, sino que contaminan con una pátina reaccionaria la imagen de la formación.

Es muy probable que estas decisiones jurídicas hayan emanado de segundos niveles del PP, que elaboraron sus recursos en un ambiente más técnico que ideológico, y que a la postre la dirección política se haya limitado a darles paso sin debate alguno. Pero Rajoy debe ser consciente de que ha cometido un grave error permitiendo tales expansiones urdidas en las habitaciones más oscuras de propia casa.
Pedro Villalar

3 comentarios:

Alfonso dijo...

Es curioso ver que en barrios como Chueca ha ganado el PP con mayoría absoluta (Tanto Esperanza como Gallardon). ¿Crees que los homosexuales no saben lo que quieren?. ¿Tal vez Zerolo no representa tan bien como cree a los homosexuales?

UB dijo...

No tendrán cosas más importantes que hacer que presentar un recurso contra la paridad, anda que...

Anónimo dijo...

creo que no es paridad, si no parida...je je

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...