13 de enero de 2007

¡Rajoy EXIGE que las dos manis de hoy contra el terrorismo se desconvoquen! (lo dicho: no están contra el terrorismo, coinciden con ETA)

En 1970 fue estrenada la película El día de los tramposos, un western dirigido por Joseph L. Mankiewicz, con Kirk Douglas y Henry Fonda en los papeles estelares. El film refleja de algún modo, con brillantez y talento argumental, la confrontación entre la decencia y la inmoralidad. Si todavía siguiera vivo ese gran director norteamericano, de ascendencia polaca –quien rodó el mismo año 70 un magnífico documental sobre la figura y asesinato de Martin Luther King-, ahora podría ahondar en el universo de ciertos rufianes o de gentes sin apenas escrúpulos. Para ello debería trasladarse a España y sumergirse –para preparar su guión- en el mundo de los genoveses.
Y es que el PP se ha convertido en el Partido de los Tramposos. Nos vendieron los embustes de las armas de destrucción masiva y otras falsedades para justificar la guerra de Irak, cuyas escalofriantes consecuencias están cada vez más a la vista hasta de los ciegos. Nos hicieron creer que la masacre del 11-M había sido culpa de ETA. Luego empezaron a hacer juegos de mano e ilusionismo de mesa camilla difundiendo la teoría de la conspiración, aderezada con delincuentes habituales y espolvoreada con ácido bórico de la acreditada factoría Ramírez y Losantos. Mientras, describían el proceso de paz como si fuera un coche-bomba de ETA, conducido por Rodríguez Zapatero, encantado de agradar a sus amigos terroristas, a los que estaría regalando tanto Euskadi como el islote de Perejil.
Estos trileros de feria montaron también tíos vivos, toboganes y casetas de tiro al blanco. El blanco era, por supuesto, el Gobierno; el premio, asistir a una manifestación organizada por Alcaraz con el fin de insultar a Zapatero y a su abuelo, jalear a la COPE y aparecer en Telemadrid. Hubo cinco convocatorias y ETA, la verdad, salió bastante bien librada de las cinco. Los participantes, entre los que se hallaban las caras más conocidas de la tropa popular, incluidos Aznar y Ana, arremetieron contra el PSOE y sus aliados, acusados de destruir España. El terrorismo estuvo presente, claro, pero sobre todo como arma arrojadiza contra el presidente.
¡Y ahora Rajoy ha pedido que las manifestaciones de hoy, en Madrid y Bilbao, sean suspendidas! No sólo no va el PP, sino que su jefe solicita que las marchas anunciadas no se lleven a cabo. Las dos se fundamentan en el rechazo explícito al terrorismo y la violencia, con alusión directa, en la de Bilbao, a ETA. ¿Por qué incomoda a la derecha este repudio inequívoco al terrorismo? ¿Por qué han estado repitiendo unos y otros, los jerarcas genoveses, que exigían en la manifestación de Madrid la palabra libertad y, minutos después, de que UGT la hubiera aceptado, Rajoy rompió la baraja?
Hace dos días, Acebes bramó como acostumbra. Dijo en Telemadrid: “Es una manifestación no por la unidad, sino que han provocado una manifestación de la división en la que se niegan (…) a incluir en el lema lo más importante, el valor más importante, el derecho más importante, que es el de la libertad”.
Reclamaba Acebes la libertad de boquilla, como ariete para boicotear la manifestación. Si esta manifestación de Madrid divide, ¿cómo habría que calificar a las de la AVT, transformadas en mítines de su partido, señor Acebes?
Actúan como petardistas. No construyen, destruyen. Predican una cosa, hacen la contraria. Continúan convencidos de que ellos son, por derecho divino, los amos de una finca llamada España. Durante siglos lo fueron. En 1977 empezaron a resquebrajarse sus privilegios ancestrales. Son jugadores de ventaja y no saben perder. Ni están dispuestos a ello. Han descubierto la libertad –a la que tanto dicen venerar- tarde. De modo que a los tramposos se les ve con demasiada facilidad el plumero.
Enriq Sopena

4 comentarios:

Ciudadano Rodríguez dijo...

Lo peor es, ¿sólo nos damos cuenta nosotros? ¿Los de la AVT no se sienten ahora manipulados? Estoy de piedra con los últimos acontecimientos y como los propios militantes del PP no reaccionan contra algo que es completamente ilógico y sin sentido.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

LOs militantes del PP quizá estén cegados por lo que dicen sus "líderes" pero seguro que disentirán de la actual línea de su partido.

Pero como todos sabemos, los que hacen ganar o perder unas elecciones no son los militantes de uno u otro partido, los que realmente deciden y hacen que se decanten unas elecciones hacía uno u otro color, son los indecisos, esos ciudadanos que dependiendo de una política u otra, unas veces votan a unos y otras veces a otros.

Estos ciudadanos no alineados con ningún partido, seguro que no están de acuerdo con la actuación del PP.

El PP pagará todo esto donde se debe pagar: en las urnas.

Saludos

sonia dijo...

Se supone que a las manifestaciones van las personas que estan en contra del terrorismo sin tener en cuenta sus ideas politicas, religiosas, ni de mas. Solo personas.
Yo no quiero ser una estadísica que de que hablar al pp o al psoe.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Sonia, esta es una manifestación convocada por UGT, CCOO y la Asociación de Inmigrantes Ecuatorianos.

Allí los que irán serán ciudadanos con o sin ideología, que están unidos por la PAZ, por la LIBERTAD y en CONTRA DEL TERRORISMO.

No hay lectura política cuando se habla de estas cosas PAZ, LIBERTAD, TERORISMO o por lo menos así debería ser.

Pero el PP no lo vé así.

Ya verás las "lecturas" del PP a la manifestación, vayan los que vayan, muchos, muchisimos o los que sean, dirán que han ido menos que los esperados, darán una lectura política "hasta" a "eso"

Ya lo verás...

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...