10 de diciembre de 2006

Las "ratas" de Isabel San Sebastián

La periodista vasca Isabel San Sebastián publicó ayer en el diario EL
Mundo un inquietante artículo en el que tachaba de "ratas" a cualquier medio o partido que no avalase la teoría conspiratoria del diario que la tiene contratada. Nadie, salvo su periódico y los medios afines, logra escapar impune del escrito de la periodista vasca.
El diario El Mundo publicó ayer un artículo de opinión de la periodista Isabel San Sebastián. La columna bien podría ingresar en la galería de los horrores periodísticos, a juzgar por su contenido. La autora supera el genero de la opinión para componer un artículo absolutamente lleno de acusaciones denigratorias con un acento puramente desgarrador.
Con "vuelven las ratas", San Sebastián comienza cargando claramente contra el Ministerio de Interior español, acusándole -en consonancia con el diario que la tiene contratada- de estar intentando tapar pruebas que delatarían la verdad sobre el 11-M. Al afirmar que "las ratas (...) vienen de las cloacas más hediondas del Estado, aquellas que nadie se ha atrevido todavía a ventilar, y tratan de eliminar con sus afilados dientecillos cualquier rastro delator dejado atrás por sus hermanas mayores: esas criaturas sin nombre de la noche política, cuyas garras destrozaron la carne de nuestra sociedad aquellos días aciagos de marzo de 2004", la periodista vasca no sólo se adhiere de lleno a la teoría conspiratoria, sino que protagoniza un auténtico ataque a la estructura del Estado de Derecho, por su falta de respeto y consideración hacia el Ministerio de Interior. El escribir desde la sección de opinión parece no exigir, en este diario, respetar ciertas formas y barreras, que desde otras plataformas se acatan sin dudar.

La periodista, como buena alumna de su maestro, no tarda en relacionar la conspiración alimentada desde Interior con el pasado caso de los GAL, asciende a la categoría de héroe a su director, Pedro J. Ramírez, que estaría sufriendo el ataque de los mismos que en el pasado y que, como consecuencia de su trabajo le "enredaron en un montaje cinematográfico". La labor del diario El Mundo estaría, para San Sebastián, siendo dificultada por más "ratas", aquellas serviles al poder oficial, en clara referencia al diario El País, a los que calificaba como "mercenarios de la pluma", que, según ella, serían capaces de venderse y "prestarse a servir de altavoz a cualquier filtración oficial interesada".


Parte de la prensa conservadora no se salva de los improperios y desmanes de Isabel San Sebastián. El diario ABC aparece, en este cuadro expresionista, calificado como "los amargados por su propia incompetencia, incapaces de detener la hemorragia imparable de ejemplares perdidos en la OJD, que cambian el periodismo de investigación por el linchamiento del competidor cuya ventaja se agiganta". De este modo, la polémica periodista insta, sin querer, a la reflexión sobre cuál debe ser el objetivo final de los diarios, y si la objetividad ha de subordinarse o no al criterio económico. Un artículo, el de San Sebastián, que deja entrever que la marcha del diario El Mundo contra las instituciones y los principios de objetividad está lejos de haberse detenido.

2 comentarios:

ranguito dijo...

Carlos:
No me sorprende en absoluto lo de esta periodista, la conozco de haberla visto en diversos debates en televisión y no se esfuerza lo mas mínimo en esconder la soberbia que posee.
Un saludo.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Saludos Ranguito y gracias por pasarte por aqui!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...