15 de noviembre de 2006

PALESTINA

COMUNICADO EN DEFENSA DEL PUEBLO PALESTINO Y DE LA PAZ EN ORIENTE PRÓXIMO. CONTRA LOS CRÍMENES DE GUERRA, CONTRA LA VIOLENCIA Y POR EL FIN DE LA OCUPACIÓN.

La matanza de Beit Hanun del día 8 de noviembre con 19 víctimas, la mayoría mujeres y niños, se ha convertido en el más claro exponente del horror que está sufriendo el pueblo palestino, día tras día, semana tras semana, mes tras mes, y año tras año, desde la ocupación militar en 1967. Hay que destacar que desde que terminó la guerra de Israel contra Líbano y Palestina del verano pasado, son más de 100 palestinos muertos cada mes por el uso de la fuerza militar que hace Israel, cifra que se ha incrementado dramáticamente a lo largo del mes de noviembre en esta escalada del terror.

Hay que recordar que tras la evacuación de las tropas y los asentamientos de Gaza por Israel lo que se ha hecho es cerrar la franja de Gaza y bloquearla, además se ha interrumpido por Israel la entrega, como demanda el cuarteto (Rusia, Estados Unidos de Norteamérica, la Unión Europea y la ONU) a Palestina de los cobros efectuados por derechos de aduana, se bloquea la entrada de mercancías, con lo que en la práctica se condena a la población palestina de Gaza al hambre, en lo que se asemeja a un experimento de los que sufrió el pueblo judío en el pasado. La situación en Cisjordania, sin llegar a estos extremos es también dramática.

Todo este cúmulo de conductas del Estado de Israel merece que fuese enjuiciado por el Tribunal Penal Internacional al constituir crímenes contra la humanidad.

Frente a estos crímenes de guerra nosotros y nosotras, la ciudadanía de Murcia, exigimos y clamamos por un fin a tanto horror. Somos conscientes de que el gran aliado de Israel, el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica, no va a mover un dedo a favor de la paz, puesto que así lo quiere Israel. Se ha puesto de evidencia esto con la conducta de este país en el intento de condena a Israel por el Consejo de Seguridad de la ONU del pasado fin de semana. Lo grave de vetar esta resolución es que en la práctica se anima al gobierno y ejercito de Israel a que siga matando impunemente. Por esta razón, desde Europa hemos de exigir medidas concretas para salir de esta pesadilla y martirio que sufre el pueblo palestino.

Exigimos a la UE que reanude la ayuda financiera y económica a Palestina con las contribuciones a su gobierno democráticamente elegido.

Hace falta la aplicación de todas las resoluciones de las Naciones Unidas aprobadas desde 1967, que obligan, entre otras cosas, al ejército de Israel a retirarse del territorio palestino, lo que, hay que recordarlo, es el origen de todo el conflicto actual.

Es evidente que el pomposo plan del gobierno de Estados Unidos para traer la democracia a Oriente Próximo ha fracasado.

¿Puede aceptar Europa una semejante "construcción" sobre cadáveres de víctimas inocentes?.

¿Puede consentir Europa el secuestro y encarcelamiento de 40 ministros y parlamentarios
palestinos elegidos democráticamente entre los que se encuentra el Presidente del Consejo Legislativo que necesitó hospitalización de urgencia debido a los malos tratos recibidos?.

¿Puede consentir Europa que un Estado viole con total impunidad todas las resoluciones de las Naciones Unidas que le afectan y demostrar desprecio a las Naciones Unidas?.

¿Puede Europa mantenerse paralizada sin exigir un alto el fuego inmediato, la retirada de las fuerzas armadas israelíes y el cumplimiento de las resoluciones de la ONU?.

¿Puede Europa consentir el regresar a un orden mundial que instaure el recurso a la guerra como instrumento para la solución de los conflictos, anterior a la Paz de Westfalia, de 1648?

Las imágenes de los niños asesinados en Palestina, todos los días nos sume en mayor dolor e impotencia. Estamos obligados a decir más fuerte que nunca que hay que parar esta barbarie. No podemos convertirnos en cómplices por silencio de esta masacre. Verdaderamente se cubre de gloria Israel, al matar a centenares de seres inocentes.

Las represalias del ejército de Israel están suponiendo una masacre de grandes dimensiones, una catástrofe humana, y constituyen un "crimen de guerra", "crímenes de lesa humanidad". Ya han dejado de ser "daños colaterales" según la terminología al uso para ser inadmisibles crímenes cometidos por un Estado en un acto de venganza y represalia.

Se está destruyendo tanto en Gaza como en Cisjordania infraestructura vital civil, desde hospitales hasta centrales eléctricas, puentes, comercios, y se mata gente que huye de la masacre; incluso las ambulancias de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja son objeto de los ataques.

Nosotros, las organizaciones convocantes de esta concentración, condenamos todo tipo de violencia, sin ninguna duda, pero hay que recordar que la espiral de violencia actual es el resultado de un conflicto que lleva cincuenta y ocho años sobre Oriente Próximo y que requiere una solución dialogada, pacífica, sobre la base de las resoluciones de la ONU que Israel se niega a aplicar. La misma ONU que posibilitó la creación del Estado de Israel en territorio palestino en 1948.

Mientras no se termine con esta ocupación, con los asentamientos ilegales de colonias israelíes, con el Muro de la vergüenza, con la anexión ilegal de Jerusalén Este, la población palestina está acogida a las convenciones de Ginebra en todos los sentidos. Es decir tiene derecho a la integridad y al respeto de sus formas de vida y de sus posesiones, tierras y agua, de sus sistemas civiles, y a su vez tienen legítimo derecho a la defensa ante toda acción desencadenada por las fuerzas ocupantes. Es injustificable la existencia de miles de palestinos presos en Israel contraviniendo la legalidad internacional.

Israel se niega a reconocer y respetar un Estado Palestino, pretendiendo la simple y total anexión de Cisjordania y dejar Gaza como un guetto residual. Hasta el momento presente la lógica militar y agresiva de Israel, desde 1948, no ha solucionado el conflicto sino que lo ha agravado. De ahí la necesidad de exigir una solución basada en el reconocimiento mutuo de los dos Estados tal como indica y obliga la ONU desde 1948 hasta nuestros días.

Condenamos la actitud de las grandes potencias que hacen recaer toda la responsabilidad en la parte más débil, el pueblo palestino, sin señalar como responsable la agresividad y desproporción llevados a cabo por Israel. Nos parece intolerable que Estados Unidos en lugar de presionar a Israel para que detenga tal violencia la anime. En particular exigimos a la Unión Europea una conducta de dignidad, independiente de Estados Unidos de Norteamérica, y que lidere una iniciativa de paz ante el fracaso de la política norteamericana.

Dada la importancia de Oriente Próximo para Europa y dada la naturaleza del conflicto es nuestra obligación, a través de la ONU, llevar el proceso de paz en el seno de la organización internacional, puesto que no es posible un acuerdo entre dos partes tan desiguales.

Las organizaciones convocantes de esta concentración, la Asociación de Solidaridad con el Pueblo Palestino, PSOE, IU, UGT, CCOO, STERM La Intersindical, Juventudes Socialistas, Juventudes Comunistas, Consejo de la Juventud, Federación de Asociaciones de Vecinos de la Región de Murcia, Acsur las Segovias, el Foro Social de la Región de Murcia, el Foro Ciudadano, Foro Ignacio Ellacuría, Comisión 8 de marzo, Liberación, Asociación Pro Derechos Humanos, HOAC, Delegación Pastoral Obrera, Unidad Cívica por la República, COSAL-ENTREPUEBLOS, y la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Las Torres de Cotillas, agradecemos a la ciudadanía murciana las muestras de solidaridad y expresamos a nuestros gobernantes la obligación que tienen de intervenir urgente y directamente para que por todos los medios se detenga la actual espiral de violencia, se obligue a Israel a acabar la carnicería en la que está inmerso, se establezca el diálogo entre todas las partes para la solución urgente del conflicto reciente, se lleve a cabo una ingente ayuda humanitaria, se condene, en nombre del Derecho Internacional, igual para todos, la guerra de Israel contra el pueblo de Palestina, y se entre en el camino del proceso de paz, de una forma definitiva, sobre la base de las resoluciones y mandatos de la ONU.

De ahí nuestra insistencia en que la UE reanude la ayuda económica a Palestina, acabe con la ocupación de Palestina, destruya el muro de la vergüenza, desmantele todos los asentamientos de Cisjordania, restituya los medios financieros a Palestina, se retire de los Altos del Golán, de Jerusalén Este, de las granjas de Sheeba, devuelva las fuentes de agua confiscadas, solucione el problema de los palestinos expulsados de sus posesiones. En definitiva hasta que cumpla con todas las resoluciones de la ONU. Que no haya dos varas de medir en relación con el cumplimiento de las resoluciones de la ONU.

NO A LA OCUPACIÓN.

FUERA LOS MUROS

SI A LA PAZ

SI A PALESTINA

SI A LA CONVIVENCIA.

POR UNA PALESTINA EN PAZ Y LIBRE

PARAR EL GENOCIDIO DEL PUEBLO PALESTINO

2 comentarios:

Suicida en Serie dijo...

Yo como ciudadano de Murcia y por ende, del Mundo, lo que pido es la PAZ... y llámame ambicioso, pero no sólo en Palestina, sino en el mundo entero.

sonia dijo...

No lo he leído porque no me da tiempo pero en una cosa estoy de acuerdo, los muros no son buenos. Con lo que costó tirar el de Berlin y ahora los vuelve a levantar por otros lados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...