18 de octubre de 2006

Nissan gana la partida a una "blogger" embarazada

Un euro. Una cantidad simbólica que ha sentado muy mal a una ex empleada de Nissan que denunció en su diario virtual http://congeparentalnissan.blogspot.com su despido. La empleada cargó en su blog contra Nissan, dio nombres de superiores y la multinacional japonesa de automóviles la sentó en los tribunales por difamación. Nissan ha ganado la primera parte del pleito aunque la blogger no se rinde.
"Hemos perdido una batalla pero no la guerra", escribe Stephanie Gonder parafraseando a Charles de Gaulle durante la segunda guerra mundial. De momento, los tribunales han dado la razón a la multinacional japonesa y han sancionado con un simbólico euro a la ex empleada de Nissan que a través de su diario virtual denunció su despido que considera injustificado y motivado por quedarse embarazada.
Ésta también tendrá que pagar entre 100 y 500 euros a ex compañeros de la multinacional que no salieron muy bien retratados en su diario. Gonder no se mordió la lengua y publicó nombres, apellidos y teléfonos de algunos de sus colegas. Los tribunales la han acusado de difamación y la han obligado a retirar las injurias de su diario virtual. En él, la ex empleada francesa ha ido relatando su versión de los hechos.
La historia comienza en 2003 cuando la trabajadora de Nissan se queda embarazada. Tras dar a luz vuelve y, poco después, decide cogerse un año de baja por maternidad. Sus compañeros no se oponen. La trabajadora recalca en su blog su premiado trabajo en la multinacional antes, durante y después de su embarazo. Se va un año y a su vuelta, la empleada, responsable del marketing de la empresa, se encuentra sin puesto, sin ordenador y con el vacío de numerosos colegas. No recupera su antigua posición, se le ofrecen dos puestos que considera que no son cualificados. Se niega y es despedida por falta grave. En marzo de 2006 decide abrir el blog para contar su versión. Nissan la sienta en los tribunales por las injurias aunque el abogado de Gonder defiende el derecho a la libertad de expresión.
Los tribunales han dado la razón a la multinacional japonesa y, aunque la mujer , ha perdido el proceso por difamación, confía en ganar la partida en la causa abierta por despido injustificado.

2 comentarios:

Ana2 dijo...

Este asunto me parece muy interesante, pero también muy delicado. Laboralmente no es muy recomendable confundir la libertad de expresión con la pataleta, por mucho que ésta sirva de desahogo. Hace años un jefe que tuve me dijo: valoro mucho tu opinión y tu forma de trabajar...pero "la burra es mía"...y en el caso que nos ocupa...la burra es de la Nissan. Por lo que juzgan a ésta señorita es por difamación;en éste caso no juzgan a la Nissan por despido improcedente. Partiendo de la base de que todos somos o debemos ser libres para expresar nuestras opiniones...igualmente estamos obligados a asumir la responsabilidad que ésto implica. Si se quiere ser mínimamente coherente, de vez en cuando no viene mal acordarse de que hay una pequeña diferencia entre "poder" y "deber". Seguro que todos estamos hartos de oir...puedes pero no debes...Y en mi humilde opinión, la señorita blogger es el más ilustrativo de los ejemplos.
Saludos y sonrisas!!

sonia dijo...

Dar los números de telefono de los compañeros ya es pasarse. Y en cuanto a como desarrollaba su trabajo, yo he visto tanto que sin saber prefiero no opinar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...