27 de septiembre de 2006

Los inmigrantes aportan 3,2 puntos al crecimiento de la economía

La llegada de inmigrantes aportó 3,2 puntos porcentuales al año al crecimiento por habitante de la economía española en la última década, según concluye un estudio elaborado por Caixa Catalunya. Sin el aumento de población que acarreó la entrada de inmigrantes, el Producto Interior Bruto (PIB) por persona habría descendido el 0,6%, frente al avance medio del 2,6% anual registrado en los últimos diez años.

* Los inmigrantes aportan 3,2 puntos al año al crecimiento de la economía

* Sin el aumento de población propiciado por los extranjeros, el Producto Interior Bruto por persona habría descendido el 0,6%, frente al avance del 2,6% anual en la última década

La estadística española se está adaptando paulatinamente a esta nueva realidad. En esta recta final de agosto el Instituto Nacional de Estadística dará a conocer la última adecuación de los datos de la economía española al incremento de la población, lo que se traducirá en un incremento del Producto Interior Bruto en los pasados trimestres y en un avance de la economía algo superior a lo ya dado a conocer en la primera mitad del año.

La aportación de los inmigrantes al crecimiento económico en el conjunto de la Unión Europea de 15 miembros ha sido de dos puntos por año, de acuerdo con el mismo estudio de la entidad de ahorro catalana. Lo que supone que, excluido el impacto de los trabajadores externos, la evolución habría quedado reducida a un descenso del 0,2%, frente al avance del 1,8 por ciento real expresado.

No ocurre solo en España: en una amplia mayoría de los países miembros de la Unión Europea el efecto ha sido positivo. Sin inmigrantes, la progresión de Irlanda, uno de los 'líderes' del crecimiento de la Unión , quedaría reducida desde el 5,9% de aumento del PIB per capita anual hasta el 1,1%, mientras el más moderado avance de Francia pasaría del 1,6% real a un mucho más modesto 0,3% cada año.

La gran mayoría de los Estados europeos registran caídas en sus niveles de riqueza por habitante cuando se resta la contribución que han aportado los inmigrantes. Los descensos más llamativos se producen en Alemania, del 1,5%, y en Italia, del 1,2%, respectivamente.

El informe de Caixa Catalunya explica que la inmigración ha tenido una importante incidencia en el crecimiento demográfico europeo de la última década. La población de la Unión Europea de 15 miembros ha crecido en 15,7 millones de personas gracias a que la entrada de inmigrantes le ha aportado 11,9 millones (el 76% del total de nuevos habitantes). En Alemania e Italia, las entradas de población foránea han compensado con creces los descensos de la población nativa.
En el conjunto de los Doce, las entradas de inmigrantes representan el 79,4% del crecimiento de la población, una proporción que en el caso de España se sitúa en el 78,6%.

Cuando se considera exclusivamente la población inmigrante, España ocupa el primer puesto en tasas de crecimiento, con un avance del 8,4% interanual, frente al 3,5% de media en el área de circulación del euro y al 3,7 por ciento en la Unión Europea de quince miembros.

4 comentarios:

Ana2 dijo...

Toco, toco...éste es mi post de la suerte...y ya me contarás...Un beso

sonia dijo...

No me gustan ni las estadisticas ni los %.

Júcaro dijo...

Carlos, me agradó ver este post seleccionado entre los "Destacados del día" de El Otro Diario. Felicidades.

Felicidades

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Muchas gracias Júcaro.

No puedo decir que no me ha agradado la noticia.

No sé como habrá ido a parar a este diario digital que desconocia.

Lo seguiré atentamente.

Reitero las gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...