14 de mayo de 2006

"No me toquen los pistachos"


Despues de liberar a los iraquies, ahora le toca a Irán. Se discuten sesudamente muchos aspectos, lo que es garantía de lo bien que se van a hacer las cosas: que si invasión humanitaria aquí, que si bombardeo preventivo allá, qué democratiza mejor: si la atómica, la de uranio empobrecido o la cortamargaritas... Pero ¿ha pensado alguién qué va a ser de los pistachos?
El petroleo lo podemos traer de Arabia o Venezuela, sí, pero ¿los pistachos?. Irán produce el 52% de los pistachos del mundo. Otro socio del eje del mal, Siria, un 10% más. Otros que tal bailan, los chinos, casi lo mismo.
Los consumidores de pistachos estamos a merded de los enemigos de Occidente. Mucho se habla de diversificar la las fuentes de energía, y me parece bien, pero ¿y los pistachos? Lo he intentado con las insipidas nueces de California y, no es lo mismo. ¿Qué han hecho nuestros irresponsables gobernantes para fomentar una industria nacional del pistacho que garantice el autoabastecimiento en tiempos de crisis? Nada.
Tiemblo al pensar en esos campos pistacheros abrasados por el napalm. Señores de la Casa Blanca, por favor, mediten seriamente el paso que van a dar. Estoy dispuesto a apoquinar con la gasolina, con el recibo del gas o de la luz. Pero, por favor, no me toquen los pistachos!!
I. C. Bilbao.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Me he equivocado! Mi comentario sobre los pistachos lo he puesto en tu post sobre los .xxx

Gracias

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Gracias, a pesar de tu equivocación! Pillín, te interesaba más este de los .xxx Lógico!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Me parece de pésimo gusto que te atribuyas la autoría de un artículo de otra persona y que se publicó hace tres semanas en el suplemento dominical XLSemanal. Y encima das las gracias cuando te felicitan. Qué rostro!

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Lejos de entrar en polémicas.

Es cierto que el artículo no es mio, también es cierto que me lo pasaron sin decirme quien era su autor, también es cierto que nunca dije que lo había escrito yo, y también es cierto que si me entero de quien lo escribió lo pondré.

Hazmelo saber.

Y no hablemos de rostros....porque escribir desde el anonimato como tú....también dice mucho.

Saludos

Anónimo dijo...

A los "es ciertos" podías haber añadido "es cierto que agradezco cumplidos que a mí no me corresponden y que tampoco hago nada por aclarar la confusión". Me lo pasaron, me lo encontré en la calle, tú sigue que yo te aviso, te juro que es la primera vez que me pasa, mañana mismo lo dejo... dónde habré oído yo eso... Ay Ana Rosa, Ana Rosa.

Sobre lo del anonimato, te respondo que parece no importarte tanto cuando en vez de piedras llueven flores.

Una cosa hay que reconocerte, el valor de no borrar estas críticas, aunque de sabios es dar la cara cuando te quedas con el culo al aire, porque si escondes la cabeza igual te caen los palos por la puerta de atrás, aunque no sé si caer es el verbo que mejor cuadra.

Encantado de conocerte, por cierto

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Para mi tambien es un placer el intercambiar estos post contigo.

Aunque no sé quien eres.

Nunca borro ninguna entrada, solo cuando han sido un torrente de insultos sin sentido.

Reitero lo dicho anteriormente: dime el nombre del autor y lo pondré sin dudarlo.

Pero no pongas en duda mi palabra: la carta, articulo o como queramos llamarlo me llegó por mail y no iba firmado.

Mira si esto tiene unasolución sencilla: dime el nombre y lo incluyo.

Gracias por pasarte por aqui.

Anónimo dijo...

No hagas caso a las calumnias ana-rosa-les que te lanzan por aquí, Carlos. Yo confío en que solo ha sido un malentendido sin ánimo de apropiarte de lo que no es tuyo.

Si realmente quieres descubrir a tu "negro" no tienes más que sacar provecho de las maravillosas ventajas que brinda google. Prueba a poner el título de la carta entrecomillada. Seguro que entre los pocos resultados que salgan aparece el autor en cuestión.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Gracias!!

Alguién que cree en la posibilidad del error.

Los ataques para que sean importantes deben venir de alguién al que así consideres, importante, digo, y desde luego un comentario anónimo que no da más datos, pues es eso...."un anónimo"

Con lo fácil que hubiera sido que desde el primer día hubiera aclarado la autoría de la nota en cuestión.

Pero bueno, no ha sido así.

Siguiendo tu sabio consejo he ido a google y el autor es:

I. C. Bilbao.

eso es todo lo que de momento he podido averiguar, pero sigue la línea abierta.

Saludos a todos y gracias por tu confianza.

Veronica Meseguer dijo...

La verdad, que debate mas idiota.

Si el "anonimo" sabía que es post no era de Carlos me pregunto yo ¿por qué aparte de denunciarlo publicamente no dió los datos de su verdadero autor?

Misterios.

Yo tengo el placer de conocer personalmente a Carlos y se su forma de pensar y de actuar y, desde luego, me consta que nada más lejos de la realidad que apropiarse de algo que no es suyo.

Pero claro, yo hablo "con conocimiento de causa" el anonimo, habla, ataca, acusa, recusa y no da más datos.

La carga de la prueba es del acusador, no del acusado.

Saludos y ánimos Carlos.

Pedro dijo...

El anónimo es el autor, no hace falta más que pensar un poco, yo le conozco bien, es él, el autor.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Pues nada, le daremos las gracias al "autor anonimo" de su presencia por este blog

Enhorabuena por su carta, me gustó cuando la recibí y por eso la publiqué.

Le animo a que habra su propio blog.

Gracias Pedro y Veronica.......que van a pensar que tú y yo.....jejejeej

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...